En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

‘Me lo discriminan por ser gay’: Madre de mexicano acusa a la policía de omitir denuncia sobre ataque de odio

 

NUEVA YORK — Ricardo Muñiz iba saliendo de una fiesta con dos amigos en julio del año pasado en Brooklyn cuando según su versión dos sujetos los empezaron a perseguir, insultar y luego los golpearon por ser gay. Muñiz dijo en su declaración que fue agredido a golpes de bate y de cinturón, por lo que fue a dar al hospital. Ese mismo día hizo la denuncia por crimen de odio a la policía, sin embargo su madre dijo que la policía no hizo caso a su declaración sino a la de uno de los agresores, José Cruz, que dijo que fue a él a quien le pegaron injustificadamente. Muñiz lleva ocho meses en la cárcel de Rikers Island y enfrenta deportación por un crimen que él dice que no cometió.

"Está preso injustamente, nada más por ser homosexual", aseguró Jorjelina Aguirre, madre de Muñiz, ayer en frente de la Corte Suprema de Brooklyn donde había una audiencia programada.

Su madre y un grupo de amigos y activistas LGBT de Se hace camino Nueva York se manifestaron afuera de la corte pidiendo al fiscal Charles Hynes justicia.

"Vinimos de México a este país buscando un lugar seguro, ya que en mi país me lo molestaban, golpeaban y hostigaban por causa de su sexualidad, y pensamos que los Estados Unidos iban a ser un mejor lugar para que él viviera su sexualidad plenamente. Desgraciadamente ese no fue el caso", explicó la madre que teme que deporten a su hijo y tenga que volverse solo a México donde es discriminado.

Sin embargo, la policía dice que la historia fue distinta. Cruz hizo una declaración donde dijo que siete hombres habían salido de un auto, lo habían acuchillado y golpeado en la cara. La policía lo encontró en el lugar del crimen con heridas graves y lo trasladó al hospital Kings County donde se le indujo un coma y donde permaneció por "varias semanas".

Según Carlos Nieves, vocero de la policía, los detectives comenzaron la investigación y el 6 de agosto arrestaron a Muñiz, y el 17 de octubre a Danny Valdés, y les dieron cargos de asalto en primer, segundo y tercer grado. "La historia de Muñiz no era consistente con las declaraciones de todos los testigos, que dijeron que fue él quien golpeó a Cruz en el bar", dijo Nieves.

Karina Claudio, activista por los derechos LGBT de Se hace camino, dice que esa versión no es la real y que lo que pasó fue que en la pelea ambos cayeron al suelo y Cruz se golpeó y dijo que fue atacado.

"Ambas comunidades (hispana y gay) son víctimas de odio y no reportan los crímenes de odio porque tienen miedo de que la policía misma sea homofóbica. Y en este caso hemos visto la doble discriminación. Por ser indocumentado y por ser homosexual le han virado el caso y se han torcido los papeles", explicó Claudio.

Yoni y Isaías Muñiz, de 20 y 22 años respectivamente, dijeron que estar muy tristes por la injusticia cometida contra su hermano mayor, que siempre ha sido un ejemplo para ellos.

La audiencia fue postergada hasta el 5 de mayo, fecha en que se decidirá cuando comienza el juicio. Muñiz, de 24 años, es representado en la corte por el abogado Deron Castro, que estaba fuera del país y fue reemplazado ayer por Mahmoud Rabah que no habló con la prensa.