En EspaƱol Know Your Rights
Source: AOL Noticias
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Acuerdo hipotecario: Alivio para hispanos; proceso de elegibilidad

En Nueva York, donde miles de familias hispanas perdieron o corren el riesgo de perder sus viviendas, el acuerdo alcanzado para que los bancos paguen a sus víctimas por la concesión de préstamos y ejecuciones hipotecarias fraudulentas, fue recibido con optimismo, al tiempo que todos preguntan: cuál es el siguiente paso.

“Es un primer gran paso adelante en búsqueda de una solución largamente esperada. Lo que queremos ahora es orientación para obtener los beneficios del acuerdo”, dijo Feliciano Peña, un residente de Corona, Queens, cuya vivienda está en proceso de embargo.

Como Peña, la mayor preocupación entre muchas familias hispanas es no contar con suficiente información sobre dónde y cómo empezar a presentar sus casos.

Mientras tanto, Ana María Archila de Se Hace Camino Nueva York (MRNY), una de las organizaciones que ha estado al frente de las movilizaciones de las familias que han perdido o están en riesgo de perder sus viviendas dijo: “No hay duda que hoy hay un mejor trato para los propietarios y contribuyentes que cuando se iniciaron las negociaciones”.

Entrevistada por AOL Latino Archila opinó que, “mientras la solución es imperfecta y los detalles clave aún no han salido a la luz, las condiciones han mejorado mucho gracias a la acción del Fiscal General Eric Schneiderman de Nueva York y a su par de California, Kamala Harris”.

El acuerdo por 26.000 millones de dólares anunciado en Washington por el Secretario de Justicia, Eric Holder, reduce el monto de dinero adeudado a los bancos por los propietarios de viviendas, provee pagos de dinero en efectivo a algunas víctimas de ejecuciones hipotecarias fraudulentas y establece un sistema de asistencia para el refinanciamiento de los préstamos a tasas de interés más bajas.

“La crisis hipotecaria, sin embargo, está lejos de terminar. Espero que los términos del acuerdo le permitan al Estado poner fondos a la ampliación del Programa de Servicios de Prevención de Ejecución Hipotecaria”, declaró en tono cauto el senador estatal por Queens, José Peralta.

“Aplaudo al Fiscal General de Nueva York Eric Schneiderman por su determinación y persistencia. Lo felicito por su importante papel en la obtención de un acuerdo de $ 136 millones en Nueva York con los cinco administradores de hipotecas más grande de la nación”, destacó Peralta.

Archila insistió que una investigación completa de los bancos debe preceder a cualquier acuerdo, en ese sentido, el convenio alcanzado para aliviar la crisis hipotecaria logró el objetivo central: limitar severamente la impunidad legal de los bancos para que las investigaciones puedan continuar.

“Nuestra organización seguirá trabajando con los grupos progresistas de todo el país para asegurar que los bancos sean investigados y lograr un programa para reajustar las hipotecas al valor justo del mercado, que es significativamente más grande que el alivio logrado con este acuerdo”, aseguró Archila.

En efecto, el acuerdo de hizo respetar el reclamo del Fiscal General Schneiderman de que se preserve el derecho de emprender acciones legales por la mala conducta que aún no se ha investigado, un derecho que estuvo ausente de las propuestas anteriores del convenio.

“Gracias a la defensa y el respaldo de los estadounidenses en todo el país, hemos conservado el derecho de continuar la investigación. Aplaudo a todos aquellos que ha luchado con nosotros para que hagamos rendir cuenta a los bancos por su papel en la crisis hipotecaria, proporcionar un alivio significativo para los propietarios en apuros, y permitir una difusión completa de los hechos para asegurar que abusos de esta magnitud nunca vuelvan a suceder “, dijo el Fiscal General Schneiderman, en un comunicado divulgado luego que se oficializara el acuerdo.

Luis Zambrano, miembro del Comité de Inquilinos de Se Hace Camino Nueva York también se pronunció sobre el acuerdo.

“Muchas personas en nuestras comunidades perdieron sus casas y la crisis económica causada nos ha afectado a todos. Nos alegra que los bancos paguen por sus prácticas abusivas. En nuestra organización hemos luchado para que haya una sanción para los bancos. Hoy vimos el resultado de esa lucha y nos da fe que tarde o temprano se va a lograr la justicia”.

El estado de Nueva York recibirá 790 millones de dólares, que serán distribuidos como sigue: 136 millones irán al estado, 13 millones para las familias que perdieron sus viviendas, 140 millones para refinanciar préstamos y 495 millones para reducciones de capital de los créditos hipotecarios.

Los bancos que firmaron el acuerdo con el Departamento de Justicia y 49 estados de la nación son Ally Financial, Bank of America, Citigroup, JPMorgan, Wells Fargo y Chase. Oklahoma fue el único estado en negociar un acuerdo por separado.

Alberto Rojas de la organización Comunidades para el Cambio de Nueva York (NYCC) felicitó el acuerdo porque dijo, “permitirá a los abogados de los estados, mantener la energía necesaria para hacer responder a los bancos por sus acciones criminales”.

“Miles de familias de Nueva York que enfrentan la ejecución hipotecaria o han perdido sus viviendas queremos justicia,” reiteró Rojas quien se encuentra entre las víctimas de los bancos, su casa en New Hide Park, Long Island está en proceso de embargo.

Debido a la complejidad del mercado hipotecario y este acuerdo, que se llevará a cabo durante un período de tres años, los prestatarios no sabrán de inmediato si son elegibles para los beneficios. Tomará entre 30-60 días para nombrar un administrador del acuerdo, y los bancos llevarán a cabo una búsqueda vigorosa para identificar los prestatarios elegibles, lo cual puede tomar varios meses.

Para los pagos a las víctimas de ejecuciones hipotecarias, un administrador del acuerdo designado por el Fiscal General enviará formularios de solicitud a las personas elegibles (Una persona puede ser elegible si su hipoteca se ejecutó entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre 2012)

Si una persona no es contactada, y el préstamo fue otorgado por uno de los cinco bancos en el acuerdo, se le anima a ponerse en contacto con su banco para ver si usted es elegible, teniendo en cuenta que va a tomar de seis a nueve meses para ser contactado.

De acuerdo al comunicado de la fiscalía general, en Nueva York, la cantidad estimada de los pagos en efectivo garantizados en el acuerdo es de $136 millones, siendo la cuarta más alta en la nación. Nueva York podrá distribuir estos fondos a la asistencia jurídica, asistencia dueños de viviendas y las organizaciones de defensa, para ayudar a los propietarios que enfrentan procedimientos de embargos o abusos de los servidores hipotecarios.

En el estado de Nueva York, un promedio de 1 de cada 10 hipotecas está en riesgo de ejecución hipotecaria. El número aproximado de personas que viven en hogares que se encuentren en ejecución de una hipoteca o en riesgo de ejecución hipotecaria, es superior a la población de Buffalo, Rochester y Syracuse combinados.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.