En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Ayuda en camino con el ingles

NUEVA YORK — El alcalde de Nueva York, Michael R.
Bloomberg, firmó ayer la orden ejecutiva 120, la primera en la historia de la
ciudad que obliga a las agencias municipales a prestar sus servicios en los
seis idiomas extranjeros más hablados en la ciudad.

Aunque
muchos servicios han estado disponibles por años en lenguas extranjeras, la
resolución es la primera iniciativa integral que requiere a todas las agencias
del gobierno de la ciudad a ofrecer asistencia y traducción en español, chino,
ruso, coreano, italiano y francés creole.

A más
tardar el 1 de enero del
2009, estas agencias deberán contar con un sistema de interpretación que
incluya un sistema telefónico; servicios de traducción oral o escrito y
traducción de los documentos oficiales a estos idiomas.

Bloomberg
dijo que el 1.8 millón de neoyorquinos que no hablan inglés fluidamente
deberían ser capaces de interactuar más fácilmente con el gobierno.

"Todos
los residentes de Nueva York
deben tener el mismo acceso a los servicios que brinda la ciudad y deben tener
las mismas oportunidades", asegura el alcalde Bloomberg.

La lucha
tomó mas diez años de cartas, protestas y activismo por parte de varias
organizaciones comunitarias de la ciudad que ayer celebraron la victoria y que
fueron testigos de varios avances en los servicios de traducción que ofrecía la
ciudad.

Desde el
2003, se expandieron la información y los servicios para las personas con un
inglés no fluido en las agencias de salud, vivienda y educación. La unidad de
traducción del
sistema escolar ha sido expandido a ocho idiomas.

"Por fin
tenemos la confianza de ir a las agencias de la ciudad sin miedo y sin tener
que pedirle a nuestros hijos que nos traduzcan los documentos", afirmó
emocionada Yorelis Vidal, organizadora de la organización Make the Road New York.

Chung-Wha
Hong, directora ejecutiva de New York Immigration Coalition, dijo que la
resolución es la más integral hasta ahora aprobada en toda la nación.

Los neoyorquinos
que hablan otro idioma no incluido en los seis, seguirán siendo atendidos según
sus necesidades, lo que en la mayoría de situaciones significa obtener un
traductor.