En Español Know Your Rights
Source: HOY
Subject: Housing & Environmental Justice
Type: Media Coverage

Barrera Lingüística Impide Acceder a Servicios

Defensores de la vivienda pública en Nueva York y oficiales electos de la ciudad darán a conocer hoy el resultado de un reporte que asegura que las comunidades inmigrantes continúan enfrentando dificultades para acceder a los servicios de vivienda debido a las barreras del lenguaje y al inadecuado alcance del Departamento de Preservación de Vivienda y Desarrollo (HPD) en este sentido. En una manifestación hoy, ambos grupos anunciarán el lanzamiento de una campaña de concienciación y la introducción de una legislación para mejorar el servicio multilingüe.

Según el reporte, realizado por el Centro de Investigaciones Urbanas de CUNY y Communities for Housing Equity (Se Hace Camino al Andar es un miembro), se mostró que aunque el número de quejas por servicios de vivienda a HPD se incrementó en un 60 por ciento entre el 2001 y el 2005, gracias en gran parte a la accesibilidad de la línea 311, las comunidades que no hablan inglés no han podido tomar ventaja de los servicios debido a la barrera del idioma. El informe puntualiza que mientras el número de inquilinos que no hablan inglés ha aumentado en uno por ciento, el numero de quejas se ha reducido en 15 puntos, a pesar de que la calidad de la vivienda permanece constante.

Cuando se refiere a la calidad de vivienda, los investigadores encontraron que los inmigrantes y las personas con limitaciones en sus destrezas en el inglés son particularmente más vulnerables a vivir en condiciones insalubres y por lo tanto las más necesitadas de los servicios de HPD. El estudio presenta una relación entre los vecindarios donde se concentran las comunidades que hablan lenguajes diferentes al inglés y el número de quejas recibidas por HPD desde esas zonas.

"Hay un alarmante desconocimiento entre los neoyorquinos que no hablan inglés acerca de los servicios de vivienda que ofrece la ciudad y sobre cómo acceder a dichos servicios, además de los muchos retos que deben enfrentar debido a las barreras del idioma cuando presentan una queja ante la Ciudad", señala un aparte del informe.

El reporte también asegura que aunque el 23 por ciento de los residentes de Nueva York hablan español y presentan un mayor número de acceso a los servicios en comparación con otros grupos lingüísticos más pequeños, todavía las barreras por el idioma persisten incluso en esta comunidad. Para reducir la problemática en general, los defensores urgirán al alcalde Bloomberg y a HPD, mediante la propuesta de una legislación encabezada por la concejal Rosie Méndez, a que mejoren su alcance con las diferentes comunidades produciendo materiales y traductores en las nueve lenguas más comunes, así como la contratación de inspectores bilingües calificados para cumplir con la demanda.

Al respecto, Amanda Pitman, vocero de HPD, dijo que la agencia estaba comprometida en que todos los neoyorquinos tengan acceso a los servicio y que, "entre los 400 inspectores de vivienda 231 son bilingües en 30 diferentes lenguajes. 89 son hispanoparlantes. El servicio de traducción para los inspectores y personal de la agencia está disponible 24 horas al día 7 días a la semana en 150 idiomas diferentes. Nuestros inspectores cuentan con material de información en las cinco lenguas más usadas de la ciudad diferentes al ingles", puntualizó Pitman, agregando que muchas de las recomendaciones del reporte, "están siendo consideradas o están siendo implementadas y damos la bienvenida a las sugerencias para continuar mejorando".