En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Housing & Environmental Justice
Type: Media Coverage

Ciudad Comienza a Reparar 200 Edificios

Nueva York — Delante de un edificio que tiene 269 violaciones al código de la vivienda, Irene Tung, organizadora de Se Hace Camino Nueva York, celebraba que a partir de hoy la ciudad reparará los 200 peores edificios, al entrar en vigor la ley Safe Housing Act (Ley Vivienda Segura) aprobada en junio.

Pero entre los gritos de gozo de los vecinos del 531 Knickerbocker Avenue en Brooklyn, a Tung le preocupaba cómo las comunidades que no hablan inglés van a poderse comunicar con inspectores que no hablan su idioma o van a conocer que existe esta posibilidad.

"Es una gran victoria pero sólo un primer paso. Nuestras comunidades no van al internet a buscar la información y sin inspectores que hablen el mismo idioma que los inquilinos va a resultar complicado explicar todas las violaciones", afirmó Tung, tras 3 años de intensa lucha en la que lograron convencer a la concejal Letitia James (D-Brooklyn) para introducir esta ley.

El Departamento de Vivienda hará pública hoy la primera lista anual de los peores edificios de la ciudad de Nueva York que serán reparados. Los dueños de edificios deberán solucionar los problemas en un plazo de cuatro meses o, de lo contrario, la ciudad efectuará las reparaciones y obligará a estos a pagarlas. Esta nueva ley fue calificada como histórica por la presidenta del Concejo, Christine Quinn.

"No sólo da poder al HPD (Department of Housing Preservation and Development) para arreglar un problema en una tubería, sino para buscar la razón del problema y reemplazarlas si es lo que se necesita hacer", afirmó Quinn en una rueda de prensa en junio.

Los inquilinos de apartamentos que estén en malas condiciones, tengan ratas, o falta de servicios como calefacción podrán llamar al número gratuito 311, donde al decir "Spanish/español" le comunicarán con un traductor que establecerá el contacto con el departamento de vivienda.

"Por los últimos seis años he vivido en condiciones horribles. Mis primeras Navidades tuvimos un escape de gas y un incendio en el edificio. El baño se está cayendo y el suelo también. A veces hemos estado sin agua caliente o calefacción por seis meses", dijo Kathy Díaz, madre de siete niños.

Ericka Stallings, de The New York Immigration Coalition –una coalición de 200 asociaciones pro-inmigrantes— celebraba ayer "la esperanza de mejora de condiciones de vida" de la ciudad de los sueños, Nueva York, donde cada vez más personas de bajos recursos son desplazadas de sus hogares para aumentar los alquileres de las propiedades.

"¡Aquí estamos y no nos vamos. Y si nos botan, nos regresaremos!", coreaba Elsa Jiménez (de Se Hace Camino Nueva York), junto a un nutrido grupo de vecinos.

Y tras casi dos horas de celebración, la lucha continuaba. "Tenemos que hacer todo lo posible para que el mensaje llegue a nuestras comunidades inmigrantes", afirmó Stallings.