En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: TGNCIQ Justice
Type: Media Coverage

Comunidad repudia crímenes de odio

Centenares piden justicia en Brooklyn por el asesinato de ecuatoriano José Sucuzhañay

Nueva York — Con carteles que decían “Queremos Justicia. Queremos Paz”, y “Unidos contra el Odio” centenares de personas marcharon ayer hasta un parque de Brooklyn para condenar la impunidad de los recientes crímenes ant-iinmigrantes y homófobos y apoyar a la familia de la última víctima: José Sucuzhañay.

Más de 16 organizaciones, entre las que se encontraban Make the Road New York, la Alianza Ecuatoriana y el Anti-Violence Project, alzaron su voz contra los crímenes de odio. Los miembros de la familia del joven ecuatoriano no estuvieron presentes, pero sí numerosos residentes y políticos.

La marcha, que comenzó en el Childrens Grove Park, Bushwick, a las 2 p. m., terminó con una vigilia en el lugar en el que el ecuatoriano José Sucuzhañay, de 31 años, perdió la vida días después de ser atacado el 7 de diciembre por varios hombres que le gritaron a él y a su hermano Rommel insultos anti-hispanos y anti-gay.

Los dos hermanos andaban abrazados después de atender un evento religioso, de camino a la casa. Rommel Sucuzhañay pudo eludirles y llamar a la policía, pero Jose Sucuzhañay fue atacado por los tres hombres que le rompieron una botella en su cabeza, y luego le dieron con un bate de aluminio.

Saúl Salinas, un residente de Hempstead, Long Island, aún llevaba puesta la camiseta de la vigilia hecha hace unas semanas contra el asesinato del ecuatoriano Marcelo Lucero. Hace un mes, Lucero fue apuñalado mortalmente en Patchogue, Long Island, supuestamente por siete adolescentes que habían salido a buscar a un hispano.

“Debemos unirnos en contra de este sentimiento antimigrante que está consumiendo el are triestatal”, dijo.

Entre los políticos que acudieron a la marcha se encontraban la presidenta del concejo municipal Christine Quinn, y la congresista Nydia Velásquez.

Velázquez asoció los crímines de odio a la incapacidad del gobierno federal de aprobar una reforma migratoria: “Somos responsables del porqué de estos crímenes, y esto es el sistema fallido de Inmigración que ha creado el sentimiento contra los inmigrantes”.

Por su parte, Diana Reyna, la concejal del Distrito 34, donde ocurrió el crimen, dijo que hay dar más recursos para el escuadrón contra los crímenes de odio.

Altagracia Mayí, cuyo hijo Manny fue asesinado hace 17 años tras ser atacado en Corona, Queens, por una pandilla de jóvenes blancos, aseguró que estaba para apoyar a la familia “y hacer que los investigadores lleguen hasta el final”.

El fiscal de Brooklyn, Charles J. Hynes, recalcó a los presentes su compromiso en encontrar a los responsables de la muerte de José Sucuzhañay.

Por su parte, el director de la Alianza Ecuatoriana, Walter Sinche, pidió a la comunidad ecuatoriana que permanezca en calma.

Al llegar a la calle Kossuth Place, donde fue atacado José Sucuzhañay, los participantes mantuvieron un minuto de silencio, regaron pétalos de rosa y colocaron velas.

“La familia va a recibir el sentimiento de este evento. Es bueno ver que hacen esto por él”, dijo Juliana Williams, una residente.

El alcalde Michael Bloomberg se refirió ayer al caso de Sucuzhañay al hablar a los feligreses de una iglesia de Brooklyn y otra de Staten Island.

“Fue un crimen sin sentido y cobarde”, aseguró Bloomberg, quien dijo que aunque las relaciones raciales en la ciudad son mejores de lo eran hace unas décadas, “este ambiente se ve ocasionalmente roto por peligrosos actos de racismo que socaban nuestra lucha por vivir en paz y seguros.”

“Nuestra ciudad, nuestra administración, ustedes y yo juntos no vamos a tolerar de ningún modo cualquier crimen de odio”, agregó el alcalde. “En esta ciudad no hay tal como como un ciudadano de segunda. Seas alguien nativo o hayas venido del extranjero, tú eres un neoyorquino antes que nada”, aseguró.
Líderes, políticos y residentes de diferentes partes de la ciudad protestaron ayer en Bushwick, Brooklyn, contra el ataque mortal al ecuatoriano José Sucuzhañay.