En EspaƱol Know Your Rights
Source: AOL Noticias
Subject: Education Justice
Type: Media Coverage

Condenan a Cuomo por no incluir Dream Act en presupuesto estatal

Cientos de estudiantes universitarios y activistas se apostaron al frente de las oficinas del gobernador Andrew Cuomo en el centro de Manhattan para condenar la no inclusión del proyecto Dream Act Nueva York en el presupuesto estatal de 2013, que busca que estudiantes indocumentados puedan continuar sus estudios universitarios.

“Cuomo déjanos soñar”, “Nuestros sueños no pueden esperar más”, “Dream Act ahora” decían las pancartas de los manifestantes. El Consejo de Liderazgo Juvenil de Nueva York reportó que tres de sus activistas, las estudiantes de ascendencia mexicana Janet Pérez, Sara Martínez y Rosario Quiroz, fueron arrestadas por la policía.

“Queremos que el gobernador sea sensible a nuestra causa. Lo único que pedimos es una oportunidad para estudiar y prosperar en conjunto con la sociedad” dijo Raúl Macías, un mexicano que intenta estudiar en el sistema universitario de Nueva York.

Algunos de los manifestantes abrigan la esperanza que el gobernador incluya el Dream Act a última hora puesto que la fecha límite para hacerlo es el 1 de abril. En ese sentido se expresó el estudiante Rodolfo Díaz del Consejo de Liderazgo Juvenil de Nueva York.

“El gobernador lo hará, esperamos que así sea. Es una ley que beneficiará a todos”, sostuvo Díaz.

Angelo Falcón presidente del Instituto Nacional de Políticas Latinas (NILP), se mostró optimista respecto del gobernador. “Es sólo cuestión de tiempo, Cuomo apoyará finalmente el proyecto Dram Act Nueva York”.

“Aunque algunos consideran que su renuencia al Dream Act es a causa de sus ambiciones presidenciales, Cuomo es políticamente astuto como para tener en cuenta la creciente importancia del voto latino a nivel nacional. No hacerlo no tiene ningún sentido común o político”, aseveró Falcón.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo no es el santo de la devoción de muchos. No al menos de los miles de estudiantes indocumentados que tenían esperanzas que la versión estatal del Dream Act. El proyecto no fue contemplado y ahora las protestas no se han hecho esperar.

Otra protesta se hizo en Long Island ante la sede del senador estatal republicano Lee M. Zeldin donde los activistas aseguraron que continuarán en la lucha hasta lograr que El Dream Act y el Fondo del Dream sea aprobado en el estado de Nueva York.

“Es moralmente indignante que el gobernador Cuomo no respalde el esfuerzo de integrar a todos los jóvenes de Nueva York a la sociedad en general”, dijo Luis Valenzuela, director ejecutivo de la Alianza de Inmigrantes de Long Island.

El senador Zeldin representa al distrito 3 de Long Island dijo que no apoya el Dream Act ya que se haría a costas de inmigrantes que están legalmente en el país.

Las organizaciones hicieron un llamado a Zeldin a no criminalizar y castigar a los estudiantes indocumentados, los cuales en muchos casos vinieron a este país cuando eran muy pequeños y no tuvieron ninguna otra opción.

“Esta es una oportunidad para que los legisladores demuestren su liderazgo y comiencen a cambiar estas dinámicas injustas. Los jóvenes tenemos el potencial e inteligencia para mejorar y hacer crecer económicamente a Long Island y a nuestro país”, dijo Natalia Aristizabal de la organización se Hace Camino Nueva York (Make the Road NY).

Los activistas buscan que Nueva York se convierta en el cuarto estado del país en adoptar una versión estatal del Dream Act tal como lo han hecho al momento Texas, Nuevo México y California.

Valenzuela insistió en acusar a Cuomo, “mientras que otros políticos hagan lo correcto a pesar de saber muy bien que van a ser atacados por los restriccionistas, el gobernador con su falta de inclusión del Dream Act en el presupuesto, una vez más decepciona al 99% que lo puso en el cargo”.

“En un momento en estado de Nueva York necesita maximizar las contribuciones económicas de sus jóvenes, el gobernador Cuomo tomó la decisión equivocada al no incluir fondos para el Dream Act de Nueva York en su presupuesto”, dijo Maryann Sinclair Slutsky directora ejecutiva de Long Island Wins.

No obstante Sinclair Slutsky se mostró confiada que el gobernador va a reconsiderar esa decisión la próxima vez aunque insistió que ninguno de los nueve senadores de Long Island apoyó el proyecto

“El Senador Lee M. Zeldin en particular, cuyo distrito es hispano en una cuarta parte, debió apoyar por sentido común el Dream Act por la prosperidad de Long Island y el futuro económico del estado de Nueva York”, denunció Sinclair Slutsky.

El gobernador no ha fundamentado sus razones para no apoyar el Dream Act pero en el costo que implicaría su aprobación parece estar el punto de la discordia. En contraste el alcalde Michael Bloomberg ratificó su respaldo al Dream Act y por extensión a la aprobación de la reforma integral migración.

“Estamos cometiendo un suicidio nacional y no hay absolutamente ninguna razón para ello. Si queremos impulsar la economía lo mínimo que debemos hacer es dar paso al Dream Act. Es difícil argumentar que violaron la ley en ningún sentido, los jóvenes son parte de nuestra sociedad y desean ser productivos”, matizó el alcalde neoyorquino.

Rubén Díaz Jr. presidente del condado de El Bronx es otro de los que han levantado la voz pidiendo el respaldo del gobernador al Dream Act.

Al menos medio millón de inmigrantes viven en El Bronx de los cuales muchos están entre los estudiantes indocumentados. Es crucial para nuestro estado tomar la iniciativa de ayudar a nuestros jóvenes indocumentados”, reclamó Díaz.

El Grupo de Interés Público de Nueva York (NYPIRG) promovió el envío de miles de cartas pidiendo al gobernador sensibilidad con la causa del Dream Act.

De acuerdo a la organización, casi 900 millones de dólares han sido recortados del presupuesto de educación superior en los últimos cuatro años, lo que ha incidido en el aumento de las matrículas.

“Instamos a las autoridades a invertir la tendencia de aumentar el costo de la educación sobre las espaldas de los estudiantes”, expresó Kathleen Jordan, presidente de la junta de directores de NYPIRG.

Andrea Alarcón, una inmigrante indocumentada de Ecuador que estudia en la universidad de Albany destacó la importancia del Dream Act para la educación.

“Mis abuelos siempre decían que la educación no puede negarse a la juventud, pero ahora vemos que “el campeón de la educación” como se hace llamar el gobernador, me está robando la oportunidad, eso es lo que está haciendo. El Dream Act no puede esperar”, dijo Alarcón.

De acuerdo al Sistema de Universidades de la Ciudad de Nueva York (CUNY) unos 146.000 jóvenes que han sido educados en escuelas públicas de la ciudad son elegibles para recibir ayuda financiera bajo la ley federal y estatal.

Unos 4.500 estudiantes indocumentados se gradúan de las escuelas secundarias de la ciudad cada año, de los cuales, sólo el 5% obtiene un título universitario, debido a los obstáculos financieros, según esa fuente.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.