En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Legal Services
Type: Media Coverage

Critican acuerdo con la ‘migra’

El acuerdo firmado en mayo entre el estado de Nueva York y el Departamento de Seguridad Interna (HLS) para el programa Comunidades Seguras ha generado críticas de activistas, quienes aseguran que permitirá a agencias estatales y locales ayudar a identificar y deportar extranjeros condenados por crímenes graves.

“Es muy preocupante que el estado de Nueva York firmara el memo sin consultar con las organizaciones que trabajan en el ámbito de inmigración”, dijo Ángela Fernández, directora ejecutiva de la Coalición del Norte de Manhattan.“Por un lado tenemos al estado diciendo que somos pro-inmigrantes, que no somos Arizona y el gobernador crea un panel de perdón (para personas en vías de deportación) y por otro firman ese memo”, indicó Fernández.

“El gobernador está perdonando a personas que cumplieron condenas menores y han demostrado que se han convertido en miembros productivos de la sociedad, este panel no es una carta blanca para personas en vías de deportación”, dijo Morgan Hook portavoz del gobernador David Paterson.

Por su parte John Caher, director de comunicación de la División de Servicios de Justicia Criminal, cuyo Comisionado Interino Sean M. Byrne firmó en nombre del estado, señaló que “nosotros no estamos manejando esto sino el gobierno federal que quiere abrir la puerta para que las localidades se adhieran al programa. Nadie tiene por qué adherirse si no quiere”.

Según el acuerdo las agencias enviarán las huellas de individuos detenidos o encarcelados para ser identificadas tanto por el FBI como por el archivo de visitantes de EEUU, quienes les informarían si tienen antecedentes criminales o son indocumentados.

Este sería un programa de mayor alcance que el que HLS tiene desde el año 2005 en la cárcel de Rikers Island, donde les facilitan los nombres de los presos nacidos en el extranjero y el HLS procede a entrevistarlos. Defensores de los inmigrantes han intentado parar esta práctica y educar a los presos para que sepan las implicaciones de hablar con los funcionarios de Inmigración.

“Antes de que firmaran informamos al personal del gobernador sobre lo que habíamos aprendido en la campaña de Rikers y que no era una buena política pública firmar un programa en el que no se saben todos los detalles”, dijo Javier Valdés directivo de Make the Road NY.

Hasta ayer ninguna localidad del estado se habían adherido aún al acuerdo, según Khalid Walsh encargado de prensa de HLS quien indicó: “Estamos en la etapa de contactos”.