En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Denuncian explotación en los Car Wash

Nueva York – Muchos empleados, la mayoría inmigrantes latinos, de los talleres de lavado de carros de Nueva York, sufren explotación laboral, de acuerdo a un detallado informe elaborado por varias organizaciones de la ciudad que han lanzado una campaña conjunta para detener esta mala práctica.

Basándose en entrevistas realizadas a 89 trabajadores de 29 talleres de varios puntos de la ciudad, el preocupante reporte revela que la gran mayoría de ellos (71%) trabaja más de 60 horas a la semana, son pagados por debajo del salario mínimo (66%) y no reciben compensación por horas extras por exceder las 40 horas de trabajo semanales (75%), entre otros abusos.

“El jefe nos tiene lavando carros desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche por sólo $5.50, más las propinas”, dice David de la Cruz Pérez, empleado de un car wash de Sutphin Boulevard. “Nos gritan, nos faltan el respeto y nos tratan como si no fuéramos seres humanos”, agrega.

El informe y la campaña, llamada WASH New York (lava Nueva York), son impulsados por organizaciones sin ánimo de lucro que luchan por los derechos de los trabajadores inmigrantes en Nueva York, como Make the Road New York y New York Communities for Change, y también por uniones que representan a los trabajadores de todo el país.

El reporte recoge también testimonios de empleados que enfrentan condiciones de trabajo que ponen en serio riesgo su salud, al tener que manejar maquinaria peligrosa y usar sustancias tóxicas sin ningún tipo de protección.

“Me duelen los pulmones y la garganta de respirar las sustancias químicas”, cuenta Carlos García, de origen guatemalteco, que trabaja en el Smart Car Wash situado en el número 1903 de la avenida Crocheron, en Queens.

“Le pregunté al dueño si podíamos usar químicos menos dañinos, pero se negó. También le pedí equipo de protección, pero nunca nos dieron guantes, ni máscaras, ni nada”, añade García.

Solamente uno de los 89 trabajadores que recoge el informe cuenta con seguro médico, por lo que el resto ha tenido que pagar las facturas de todos los daños y lesiones que han sufrido en el trabajo.

Gran parte de los encuestados que han denunciado trato abusivo son indocumentados, que creen que por esta razón son especialmente discriminados, aunque las leyes contra la explotación laboral los protegen igualmente.

“Hay racismo y discriminación en el car wash”, explica el mexicano Adán Nicolás, otro de los afectados. “El manager hace que las personas que no tienen papeles trabajen más que los demás… dice que los indocumentados no tienen derechos como trabajadores en este país”.

La campaña cuenta con el apoyo de varios políticos electos de la ciudad, entre ellos las concejales latinas Melissa Mark-Viverito y Julissa Ferreras.

El informe fue presentado frente al Metro Car Wash, de Rego Park, Queens, uno de los talleres de lavado acusados de explotación, con la presencia de varias de las víctimas de los abusos laborales.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.