En Español Know Your Rights
Source: Univision
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Dreamer presenta demanda en Nueva York contra el bloqueo a la Acción Ejecutiva

TEANECK, Nueva Jersey. – El problema es tener algo que, de pronto, se escapa de las manos. Hacia febrero de 2015, Martín Jonathan Batalla Vidal recibió del gobierno un permiso de trabajo de tres años bajo el programa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Poco después, cuando el Departamento de Seguridad Nacional le revocó ese permiso, la ilusión se transformó en molestia.

Batalla Vidal es un indocumentado mexicano de 25 años que el jueves presentó una demanda en la Corte del Distrito Este de Nueva York con la cual reta la revocación de su permiso de trabajo de tres años tras el dictamen cautelar de la corte de Brownsville, Texas emitido el 16 de febrero de 2015.

El reclamo legal busca que la decisión que emitió el juez Andrew S. Hanen, de esa corte en Texas, no afecte a estados que no fueron parte de esos 26 que en diciembre de 2014 demandaron para frenar la expansión de DACA y la implementación de DAPA (la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales).

“Soy uno de miles que recibieron el DACA de tres años y que fue revocado después de la decisión de Texas. No es justo porque cuando apliqué a DACA ellos me dieron el permiso de tres años y de un día a otro el juez dijo que eso era malo para todos”, expresa Batalla Vidal, quien llegó a Estados Unidos a sus 7 años y es residente de Queens, en la ciudad de Nueva York.

Batalla Vidal expresa con frustración que le quitaron un año que ya le habían otorgado, “y no me dieron el chance de pelearlo”.

“Nuestra demanda está diciendo que la decisión de la corte en Texas no debe afectar a personas como Martín que viven en un estado no implicado en este caso”, dice la abogada Amy Taylor.

Ella es la directora legal de Make the Road New York, organización que representa a Batalla Vidal junto al National Immigration Law Center y el Worker and Immigrant Rights Advocacy Clinic en la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale.

La demanda sostiene que Batalla Vidal no tuvo la oportunidad de defender sus intereses en la acción de ese grupo de estados que impugnan la Acción Ejecutiva de 2014 del presidente Barack Obama.

“Texas tuvo oportunidad de demostrar el daño que piensan que sufrirá el estado con la implementación de DAPA y la expansión de DACA. Pero en Nueva York, Martín y otras personas no tuvieron oportunidad de expresar sus intereses en la corte”, menciona Taylor.

“Una corte en Texas no puede hablar por todo el país”

Batalla Vidal es un beneficiario del DACA original y por eso puede trabajar, aclara su abogada.

En noviembre de 2014, cuando la administración Obama anunció la creación de DAPA y la intención de expandir DACA y empezaron los permisos de trabajo por tres años en vez de dos años, Batalla Vidal recibió el suyo.

“Pero después de la decisión de la corte de Texas, se lo revocaron y le dieron un permiso de dos años”, detalla Taylor.

Batalla Vidal dice que asume el proceso de la demanda por él pero también por quienes han pasado por su situación. “Si esto puede abrir el paso hacia la DACA expandida y el DAPA sé que mucha gente se va a beneficiar de esto. Sería mi granito de arena y espero en Dios que todo salga como esperamos”.

Antes de despedirse, Batalla Vidal, quien trabaja en un gimnasio y que estudia en ASA Medical College para convertirse en asistente médico, no divide su lucha como indocumentado de las que ha librado la comunidad gay de la que es parte.

“Hemos salido del clóset para demostrar cómo somos como personas. ¿Por qué no puede pasar lo mismo con las personas indocumentados que no tienen papeles?”, afirma refiriéndose a la decisión de 2015 de la Corte Suprema de Estados Unidos de reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

Taylor enfatiza sus argumentos en las diferencias que considera que existen entre los estados de Nueva York y de Texas.

“Vivimos en un estado que quiere dar atención a las contribuciones de los inmigrantes y que son parte de nuestras comunidades y que ha apoyado los programas de DACA expandido y DAPA. Una corte en Texas no puede hablar por todo el país”, concluyó la abogada.

Para ver el articulo original, haga un clic aqui.