En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Es hora de que el Congreso aumente el salario mínimo

Han pasado más de cuatro años desde la última vez que el Congreso aumentó el salario mínimo federal. Desde entonces, familias trabajadoras están haciendo todo lo posible para vivir de acuerdo a sus propios medios durante la peor situación económica de nuestras vidas, para sentirse cada vez peor.

Después de hacer ajustes por inflación vemos que el actual salario mínimo federal de $7.25 es muy inferior a su nivel máximo en 1968. Demasiadas familias trabajadoras de bajos recursos se encuentran por debajo de la línea de pobreza, que no solo los tiene restringidos a ellos, sino también al potencial de la economía local.

De acuerdo al Council for Community and Economic Research, la ciudad de Nueva York alberga a tres de las diez áreas con el mayor costo de vida en la nación. Para los neoyorquinos es cada vez más difícil sostenerse con el aumento de los precios de los víveres, alquiler, transporte y necesidades básicas.

El año pasado, el estado de Nueva York aprobó una ley que aumentará el salario a $9 la hora para el año 2015. No es casualidad que de los 10 estados con las brechas salariales más bajas, siete han establecido un salario mínimo más alto que la tasa federal.

Ahora es tiempo de que el Congreso siga el ejemplo de Nueva York y tome las medidas apropiadas. Es simplemente inaceptable que un padre que trabaja 40 horas por semana y 52 semanas por año, gane solo $290 por semana para apoyar a una familia. Esto es $15,000 por año, sin ningún tiempo libre. Ese sueldo supone $3,000 por debajo de la línea de pobreza para una familia de tres en Nueva York.

Necesitamos una economía que recompense el trabajo duro.

De hecho, el aumento de los salarios a $ 10.10 por hora aumentaría los ingresos de millones de trabajadores estadounidenses, y generaría miles de millones en nuevo crecimiento económico, según el Instituto de Política Económica.

Y, que quede claro, esto no se trata solamente de adolescentes trabajando en empleos de tiempo parcial en el verano.

Cerca del 90 por ciento de personas que verían aumentar sus pagos si sube el salario mínimo sobrepasan los 20 años de edad.

El 62% de trabajadores con salario mínimo en todo el país son mujeres, que también resultan ser un porcentaje creciente de cabezas de familia.

Casi un tercio de todos los padres solteros en los Estados Unidos verán un aumento de ingresos si se eleva el salario mínimo.

En 2012, estuve con el Senador Estatal José Peralta, Make the Road New York y negocios de Jackson Heights, Queens, presionando por una legislación federal para poder ayudar a millones de trabajadores pobres a que ingresen a la clase media.

Esta semana, se espera que el Senado finalmente vote a favor de una legislación que aumentaría el salario mínimo a $10.10 la hora durante los próximos 3 años, y vinculándolo al valor de la inflación para permitir que el índice permanezca al día con los crecientes costos de vida.

La legislación tiene amplio apoyo de líderes de negocios – incluyendo la Cámara de Comercio de Mujeres de los Estados Unidos y la Main Street Alliance, y empleadores como Costco.

Esta medida lógica lleva demasiado tiempo de atraso.

[Para leer el articulo original clique aqui]