En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Exigen investigar centros de detención

Ante las quejas de abusos en los centros privados de detención de inmigrantes contratados por el gobierno federal, el defensor de público de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, pidió una investigación mediante una misiva al Departamento de Justicia, asegurando que “ésa no es la forma que nuestro país debería tratar a los inmigrantes, no importa su estatus migratorio”.

De Blasio exigió además al gobierno la terminación de contratos con cualquier compañía que haya sido declarada culpable de maltrato a inmigrantes detenidos.

“Con la entrada en vigor de la ley de Alabama (que obliga a la policía a detener a todo aquel que no muestre la documentación reglamentaria si se sospecha que está en el país de forma ilegal) estamos viviendo una de las semanas más tristes en la historia de nuestro país”, dijo De Blasio. “Si en Alabama estamos agrediendo familias que vienen a este país en busca de libertad y oportunidad, estamos agrediendo los valores fundamentales de nuestra historia, y mi temor es que estos centros privados de detención, que están fuera de la vista pública y fuera del proceso normal de supervisión del gobierno, se conviertan en algo peor para los inmigrantes, porque no hay un ojo mirando la situación”, agregó.

De Blasio habló en compañía de los concejales Jumaane Williams y Melissa Mark-Viverito, quienes también demandaron una investigación en los mencionados centros de detención de inmigrantes.

Funcionarios y defensores de los inmigrantes arremetieron contra la rápida expansión de la industria de la detención privada y exigieron el fin de la encarcelación de inmigrantes indocumentados que no representan ninguna amenaza para la seguridad pública.

Informes de prensa recientes sacaron a la luz acusaciones de abuso sexual, disturbios y brutalidad de los guardias en centros de detención de inmigrantes administrados por GEO Group, una de las organizaciones privadas de centros de detenciones más grandes del mundo.

El Departamento de Seguridad Nacional contrata a GEO Group para alojar a inmigrantes que buscan asilo, a refugiados y a indocumentados mientras esperan ser juzgados. La compañía opera 7,000 camas, de las 32,000 que hay en el país.

El centro de detención de Jamaica, en Queens, operado por GEO Group bajo contrato con la Oficina del Consejo de Administración Federal de Detención, fue escenario de una huelga de hambre en 2004, cuando 175 detenidos protestaron tras recibir amenazas de deportación por parte de las autoridades del centro y denunciaron el uso de reclusión solitaria como castigo. En 2009, dos guardias del centro fueron condenados por encubrir una paliza a un prisionero.

José Quizhpilema, de 38 años, denunció que un amigo colombiano, a quien prefirió no identificar, encarcelado en un centro privado de detención de inmigrantes de Pensilvania, “me informó que a los detenidos, que están esperando deportación, les dan una comida pésima y un precario servicio de salud sin acceso a medicinas“.

Su hermana habló con el Consulado Colombiano, el Consulado le envió una carta al centro de detención y, en lugar de investigar el problema, lo que hicieron fue tomar represalias contra mi amigo, empeorándole su situación“, dijo Quizhpilema, quien es miembro de la organización “Se Hace Camino Nueva York“.

Jackie Vimo, de la New York Immigration Coalition, dijo que la detención obligatoria de inmigrantes es una política “costosa e inhumana que ha ocasionado un excesivo incremento en el número de inmigrantes que son detenidos a nivel nacional, muchos de ellos en centros privados”.

“En los últimos 15 años, el número de inmigrantes detenidos cada año se ha cuadriplicado, de cerca de 70,000 a 400,000”, dijo Vimo. “Inmigrantes detenidos regularmente enfrentan precarias condiciones, incluyendo el uso de castigos en celdas solitarias, falta de acceso a cuidado médico, y abusos. Desde 2003, al menos 121 personas han muerto en centros de detención de inmigrantes. Nosotros pedimos que se implementen alternativas a la detención”, señaló Vimo.

Mensajes dejados a Abraham Cohen, portavoz de GEO Group, no fueron contestados al cierre.

Tampoco se consiguió una reacción inmediata del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Funcionarios y activistas exigieron el fin de la encarcelación de inmigrantes indocumentados que no representan ninguna amenaza para la seguridad pública