En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Fallas en la Traducción

NUEVA
YORK — A pesar de que la legislación de la Ciudad exige a las agencias de la
Administración de Recursos Humanos (HRA) proveer asistencia de traducción a
quienes no dominan el inglés, un reporte divulgado ayer revela las dificultades
que atravesaron inmigrantes de bajos recursos a la hora de ser atendidos en
estos centros.

Bajo
el título de "Barreras del Lenguaje en la Administración de Recursos Humanos de
NYC", este reporte —realizado entre junio y julio de este año por expertos de
Legal Services— detectó que 46 de las 69 oficinas de la HRA no facilitaron las
aplicaciones en los seis idiomas más comunes que se hablan en Nueva York.
Incluso 13 agencias ni siquiera tenían formularios en español, cuando en la
ciudad hay cerca de 2 millones de hispanohablantes.

Respecto
a la disponibilidad de traductores, el estudio señala que "en 18 oficinas los
inmigrantes tuvieron que regresar o esperar para poder contar con la ayuda de
un intérprete o trabajador bilingüe".

Según,
Amy Taylor, autora del
estudio, las estadísticas demuestran los problemas que tuvieron "nuestros
clientes para acceder a los beneficios de Medicaid, Cupones de Alimentos y
Asistencia Pública".

El
concejal Hiram Monserrate, que intervino junto a otros oficiales electos en la
presentación del informe, hizo un llamado para que la Administración tome
cuanto antes los correctivos necesarios para resolver este problema.

Por
su parte, el co-director ejecutivo de Make the Road by
Walking
,
Andrew
Friedman
, anotó que "la Ciudad ha progresado en este
aspecto pero todavía falta mucho por hacer".

Friedman
hizo hincapié en el hecho de que sólo el 26% de las agencias cumplió con
proveer de los tres servicios básicos de asistencia de lenguaje:
notificaciones, aplicaciones traducidas e intérpretes.

Barbara
Brancaccio, portavoz de la HRA, indicó en un comunicado que "vemos con gran
preocupación que estas observaciones se hicieron en junio del 2007, pero fueron
retenidas con el propósito de emitir un reporte en lugar de trabajar con la
Agencia para mejorar el servicio que nuestros clientes necesitan. El reporte
fue entregado a la HRA la tarde de ayer y no contiene resultados específicos de
los centros sometidos al sondeo".

"Estamos
impacientes por hacer una revisión específica de los resultados para determinar
si son exactos. El acceso a nuestros programas para la gente con un inglés
limitado es una prioridad de esta administración", concluyó.