En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: TGNCIQ Justice
Type: Media Coverage

Fiscalía de Queens crea unidad para combatir el tráfico sexual y laboral pero genera preocupaciones

See Source

Las denuncias de inmigrantes contra contratistas y empleadores que les roban sus salarios, la explotación a empleados con largas jornadas de trabajo con amenazas o intimidación, y los casos de mujeres, hombres y personas transgénero, obligados a vender sus cuerpos bajo el control de proxenetas, son pan de cada día en la Gran Manzana. La principal queja de algunos que han vivido en carne propia esos abusos, es que quienes trafican con sus cuerpos, su mano de obra y sus necesidades, mayormente terminan lucrando sin que a las víctimas se les haga justicia.

Y asegurando que el tráfico humano va más allá del ámbito sexual, y que ese tipo de delitos están en auge en el condado más diverso de Nueva York, la Fiscalía de Queens anunció la creación de la Oficina de Trata de Personas, que se dedicará exclusivamente a combatir ese flagelo, con todas sus caras.

Así lo reveló la fiscal de Queens Melinda Katz, tras afirmar que la nueva oficina tendrá como misión combatir
el tráfico sexual y laboral con un “enjuiciamiento agresivo” no solo de los traficantes, sino también de quienes participen en la industria pagando por servicios sexuales.

“La industria del tráfico sexual es una empresa brutal, degradante e ilegal que con demasiada frecuencia se beneficia al obligar a mujeres, niños y miembros de nuestra comunidad transgénero a prostituirse. Pero hay otras formas de tráfico, como obligar a las personas a trabajar con poco o ningún pago”, aseguró la Fiscal, advirtiendo que muchos indocumentados terminan siendo presa fácil de los traficantes.

“Los traficantes a menudo buscan a miembros vulnerables y marginados de nuestra sociedad, así como inmigrantes nacidos en el extranjero e indocumentados que ya enfrentan discriminacion y desigualdad. Al atacar a esta comunidad, los traficantes utilizan habitualmente la coerción, la intimidación, la servidumbre por deudas, el temor a ser encarcelados y deportados para mantener el control sobre sus victimas y continuar su explotación”, resaltó la antigua presidenta de Queens. “Este nuevo y dedicado departamento dentro de mi oficina, combatirá a aquellos que victimizarían a otros, con investigaciones agresivas para poner fin a esta industria”.

Más servicios a las víctimas

La funcionaria judicial agregó que además de perseguir a los delincuentes y a quienes se vuelvan cómplices del tráfico y la explotación humano, un norte de la nueva oficina será proveer servicios a las víctimas.

“Quiero dejar en claro que también estamos aquí para ayudar a las víctimas a encontrar un camino a la libertad con servicios y programas que les darán un cambio positivo en sus vidas y un futuro sin miedo”, agregó Katz, advirtiendo que los traficantes encuentran en la violencia, amenazas, engaños, servidumbre por deudas y otras tácticas de manipulación, herramientas para obligar a las víctimas a tener relaciones sexuales comerciales o dar mano de obra o servicios en contra de su voluntad.

La Oficina de Trata de Personas, a cargo de la fiscal Jessica L. Melton, diseñará también programas de servicios de apoyo y capacitación para enseñar a quienes sufren el flagelo del tráfico a librarse de sus traficantes, al tiempo que se destinarán recursos para prevenir e identificar el tráfico.

Tras citar algunos casos manejados por la Fiscalía de Queens, como el de Tyquan Henderson, de 23 años, quien fue condenado por tráfico sexual de una víctima de 16 años, David Viltus, de 31 años, quien se declaró culpable de intento de asesinato contra su novia transgénero, cuando ella se negó a continuar ejerciendo la prostitución, y Julius Heusner, sentenciado por pagar a un adolescente de 16 años por actos sexuales en un automóvil, Katz quiso mostrar la guerra que su oficina ha declarado a la explotación sexual.

“Estas condenas demuestran nuestro compromiso de investigar y enjuiciar agresivamente a los autores de estos crímenes degradantes que privan a muchos miembros vulnerables de nuestra comunidad de su libertad y libre albedrío. La trata de personas es una forma horrible de esclavitud moderna”, dijo Katz.

Y sobre su decisión de también enjuiciar a quienes paguen por servicios sexuales, la Fiscal defendió su postura, al afirmar que esa práctica facilita la trata.

Desde enero de 2018, la Fiscalía de Queens ha procesado 34 nuevos casos de trata de personas, pero admiten que esa cifra no refleja el alcance de “la epidemia” ya que ese tipo de delitos a menudo no son reportados por aquellos que temen consecuencias inmigratorias. El año pasado el Departamento de Estado federal denunció que los traficantes sexuales y laborales robaron “su libertad y dignidad humana básica” a unos 24,9 millones de personas.

Preocupa algunos aspectos de la nueva iniciativa

Tras enterarse de la nueva iniciativa de la Fiscalía de Queens, la asambleísta Catalina Cruz, quien ha sido una de las principales líderes contra el tráfico sexual y laboral en Nueva York, incluso desde antes de ser legisladora, agradeció la medida, pero pidió ser cuidadosos con algunos aspectos que no comparte.

“Como legisladora, como abogada que se pasó la mayor parte de su carrera investigando el tráfico laboral y sexual, y como inmigrante, aunque aplaudo la creación de esta oficina, me preocupa demasiado que también vayan a agarrar como blanco a las personas que están utilizando estos servicios (sexuales)”, aseguró la líder política de Queens, agregando que la problemática de tráfico sexual no se puede ver solo en blanco y negro.

“Entiendo que aunque la trata de personas es un problema muy grande en nuestra sociedad, es un problema también muy complejo, porque hay personas que se dedican al sexo servicio porque así lo quieren y no porque sean obligados, por ello espero que la Fiscalía y la Fiscal, tomen esa parte en cuenta”, dijo Cruz. “Pero a la misma vez, creo que esta es una oportunidad clarísima para resaltar la necesidad de la despenalizar la prostitución, porque quita ese estigma y deja de tildar a las sexoservidoras como criminales, pero sigue criminalizando a los traficantes”.

Donde la asambleísta sí manifestó su apoyo total con la nueva oficina, fue sobre la persecución a quienes trafican con la mano de obra y el hambre de los trabajadores.

Este es un paso gigantesco, pues por muchas décadas el tráfico laboral no ha sido reconocido como el grave crimen que es y el fiscal anterior (Richard Brown) no tomaba en cuenta estos casos que afecta no solo a inmigrantes indocumentados, sino a los pobres necesitados de trabajo sometidos a condiciones sub-humanas”, dijo la legisladora.

Mateo Guerrero, organizador principal de Justicia de TGNCIQ de Make the Road New York, también criticó el enfoque que la nueva oficina quiere dar al tema de la prostitución y pidió avanzar en una nueva visión de esa práctica.

“El llamado ‘modelo nórdico’ en el que la Fiscal de Distrito Katz está avanzando solo alimenta la criminalización de las trabajadoras sexuales y las pone en peligro. El trabajo sexual es trabajo, y debemos despenalizarlo por completo”, aseguró el activista.

La Fiscalía reveló además que la nueva oficina contará con el apoyo del especialista en Inmigración, Richard J. La Rosa, para ayudar y asesorar a las víctimas de crímenes nacidas en el extranjero y advirtió que ofrecerán servicios de traducción en español y no compartirán la información con agencias federales.

“La Oficina de la Fiscalia del Distrito de Queens alienta a todas las víctimas de crimen, independientemente de su estatus migratorio, a que denuncien la trata de personas, sin temor a que su información sea compartida con los funcionarios de inmigración”, dijo Ikimulisa Livingston, portavoz de la Fiscalía. “Queremos quitarle el poder a los traficantes al desacreditar los mitos que usan para mantener el miedo y el control sobre sus víctimas de que serán penalizados por denunciar su tráfico”.

La Fiscalía explicó además que la ley cuenta con mecanismos para que las víctimas de la trata de personas soliciten alivios como las llamadas visas T o U, que pueden permitir a los inmigrantes que han sido víctimas de la trata de personas obtener autorización de empleo y beneficios adicionales.

¿Dónde pedir ayuda o denunciar?

  • Si usted es una víctima o sobreviviente de tráfico sexual o laboral, puede llamar a la Fiscalía de Queens al: (718)286-6657

Cifra de casos:

  • 34 casos de trata de personas se han procesado desde 2018.
  • 3 casos están a punto de recibir sentencia.
  • 24,9 millones de personas fueron víctima de trata el año pasado en todo el país.
  • Se presume que la mayoría de casos no se denuncian.