En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Grupos denuncian a Dunkin' Donuts y Baskin Robbins por seguridad social

El mundo dulce de los donuts y helados de Dunkin’ Donuts y Baskin
Robbins se está transformado en uno amargo para miles de trabajadores
inmigrantes que se están enfrentando a despidos discriminatorios, según
denunciaron ayer una coalición de organizaciones** sindicales y de
defensa de inmigrantes de Nueva York.

En una protesta a la
entrada de las oficinas en Nueva York de la corporación Carlyle Group,
dueña de estas dos compañías, varios líderes comunitarios demandaron
que esta corporación internacional no use el sistema voluntario de
verificación de identificación E-Verify y el uso inapropiado de las
cartas “not match”.

El E-Verify es un programa voluntario que
verifica con el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración
de Seguro Social la identidad migratoria de los nuevos trabajadores y
está siendo aplicado, entre otras compañías, en los hoteles Hilton y
Cargill Inc.

Los líderes comunitarios insistieron en que los
empleadores no deberían usar este programa para verificar el estatus
migratorio de empleados que ya trabajan para la compañía.

Los
líderes comunitarios denunciaron que la corporación Carlyle Group ha
despedido a trabajadores antes de que estos pudieron probar la validez
de su estatus cumpliendo así con el proceso de las cartas “not match”
enviadas por la Administración del Seguro Social (SSA por sus siglas en
inglés).

“En ciudades como Boston y Chicago decenas de
empleados de esta corporación están siendo despedidos”, dijo Milan
Bhatt, coordinador del programa de Derechos para los Trabajadores de
The New York Immigration Coalition, que reúne a 200 grupos de defensa
de los inmigrantes.

Bhatt explicó que aunque desconoce si esta
situación se está dando en Nueva York, cree que podría estar sucediendo
“porque la política de este grupo es igual en todo el país”.

El portavoz urgió a los afectados a buscar ayuda en su organización u en otras para solicitar asistencia.

Carlyle
Group, que emplea a 260 mil personas en todo el mundo, ha tenido como
asesores al actual secretario de transporte de México, Luis Téllez.

Al
cierre, la corporación estadounidense, con base en Washington DC, no
había contestado repetidas solicitudes para obtener una reacción.

En Boston, Chicago, Los Angeles, Washington DC y Milwaukee se hicieron ayer protestas similares.

Trabajadores afectados pueden solicitar ayuda al teléfono (212) 627-2227.

**Incluyendo Se Hace Camino Nueva York.