En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Strategic Policy Advocacy
Type: Media Coverage

Grupos exigen reforma migratoria

Para marcar
el fin de los 100 primeros días del gobierno del presidente Obama, la New York
Immigration Coalition, (NYIC), junto a la congresista Nydia Velázquez (D-NY) y
otras organizaciones, anunció ayer en las escalinatas de la Alcaldía una
manifestación para el primero de mayo, en la cual pedirán al Congreso que
apruebe tres importantes iniciativas legislativas: una reforma migratoria
humana, seguro de salud universal, y la ley de Libre Elección del Empleado
(EFCA), la cual permitiría que los trabajadores puedan organizarse en el
sindicato de su elección.

La
movilización del 1 de mayo se realizará en el Madison Square, en Manhattan, de 1:30 p.m. a
3:30 p.m.

La
congresista Velázquez dijo que la aprobación de las señaladas iniciativas
legislativas es muy importante para la comunidad inmigrante de los Estados
Unidos y para el país.

“Queremos
decirle a nuestra nación, que resolver el problema de un sistema de inmigración
roto no sólo es importante para la seguridad nacional, sino también para la
economía”, dijo Velázquez. “Cuando tenemos personas indocumentadas en el país,
eso se presta para la explotación laboral, y eso nuestra nación no lo puede
permitir”, agregó.

La
congresista le dijo a los miembros del
Partido Republicano, que si no están dispuestos a resolver junto con ellos un
sistema de inmigración roto, “van a estar relegados a un estatus de minoría en
los años por venir”.

Chung-Wha
Hong, directora ejecutiva de la NYIC, dijo: “Tras los primeros 100 días de la
Administración Obama, les estamos diciendo al presidente que el mejor próximo
paso que puede dar para estimular la economía es ayudar a las familias
trabajadoras con lo que ellas más necesitan para aportar su parte: sacarlas de
las sombras de la economía subterránea, darles seguro de salud y una voz en sus
empleos”.

El
trabajador mexicano
Miguel Chicaiza, miembro de la organización Se Hace Camino Nueva
York
, dijo que
tiene cinco hermanos ciudadanos que votaron por Barack Obama porque confiaron
en su promesa de reformar las leyes de inmigración.

“En el
vecindario de Elmhurst, Queens,
donde resido, muchos de mis amigos indocumentados viven con miedo. Ellos
trabajan fuerte, están pagando impuestos, y están dispuestos a pagar más para lograr
el sueño americano”, dijo
Chicaiza. “Queremos una reforma migratoria
con una vía hacia la ciudadanía, queremos que paren las redadas que están
separando familias, y queremos mejor protección para los trabajadores
inmigrantes”, agregó.