En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Inmigrantes mantendrán ayuno hasta que se apruebe reforma

La inmigrante guatemalteca Lucy Tzunun, miembro del grupo de activistas (Se Hace Camino a Nueva York) en ayuno nacional por la reforma migratoria, pidió hoy al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner que vote por la medida y que recuerde que “la familia es sagrada”.

En su tercer día de ayuno, a escasos metros del Capitolio y subsistiendo “solo con agua”, Tzunun, una indocumentada de 38 años, dijo que ella y el resto de los activistas continuarán presionando hasta que Boehner someta a voto el proyecto migratorio, pese a su negativa de ayer.

“La familia es sagrada y él tiene su familia y debe votar a favor de la reforma migratoria que es lo que tanto necesitamos porque hay tantos niños huérfanos, con padres deportados, y no queremos derramar más lágrimas. Eso es lo que le diría: no separar a las familias y la reforma migratoria”, resumió Tzunun, una de varios asistentes que participan de forma rotativa en la manifestación.

Agregó que las llamadas y visitas de los partidarios de la reforma han servido de sostén en estos días díficiles de “pasar hambre”, porque son señal de que su lucha “no ha sido en vano”.

Tzunun, nacida en la ciudad de Totonicapán, había participado en un evento de este tipo en Nueva York, en 2010, en contra de la ley de Arizona SB1070, pero ha batido su propio récord: aquella vez fueron 72 horas y ahora piensa durar más tiempo.

La negativa del presidente de la cámara baja a consensuar una reforma con la versión que aprobó el Senado en junio pasado no le desanima porque, según explicó, “tenemos fe…tenemos que salir a las calles y exigir nuestros derechos”.

El mismo optimismo, aunque con la voz ahora pausada, expresó Eliseo Medina, líder del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), quien agradeció las visitas de legisladores demócratas como Judy Chu, de California, Luis Gutiérrez, de Illinois, y Charles Schumer, senador por Nueva York.

También llegaron hasta la carpa, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, y el obispo católico de Salt Lake City (Utah), John Wester.

“Creo que estamos teniendo un tremendo éxito y un mensaje poderoso al Congreso de que no nomás somos nosotros, que es toda la sociedad americana que nos apoya y con este apoyo vamos a ganar la reforma migratoria”, dijo Medina, miembro del núcleo de cinco activistas “fijos” que realizan el ayuno “por tiempo indefinido”.

Para ver el articulo original, haga un clic aqui.