En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Housing & Environmental Justice
Type: Media Coverage

Inquilinos Perdidos con el Inglés

Los inquilinos que no hablan bien inglés tienen más probabilidades de vivir en viviendas en malas condiciones, pero son los que menos se quejan al Departamento de Preservación de Vivienda de la ciudad (HPD).

Esto se debe a la barrera lingüística existente, según un informe que divulgaron ayer el Centro para la Investigación Urbana de CUNY y Communities for Housing Equity, una coalición de activistas y organizaciones de vivienda (Se Hace Camino al Andar es un miembro).

"Es muy difícil conseguir información con HPD", afirmó la dominicana María Espinal, quien vive en el Alto Manhattan.

Un vecino del East Village, el puertorriqueño Jerry Albartino, de 40 años, indicó que a menudo "hay racismo y discriminación, especialmente contra personas que no hablan el inglés".

Un análisis de datos del censo de los investigadores indica que el mayor número de violaciones del código de vivienda se da en vecindarios que cuentan con una alta cam de personas que no hablan inglés. Sin embargo, según el informe, el número de quejas en HPD decrece en un 15% cuando aumenta en un 1% el número de personas que no hablan inglés.

Los responsables del informe atribuyen esta discrepancia a la falta de material y asistencia bilingüe en HPD, que supone una barrera para los inquilinos que hablan bien inglés, sobre todo a la hora de utilizar el teléfono 311, donde se denuncian las violaciones.

Ello explicaría la discrepancia cuando las quejas a HPD aumentaron de 300,000 a 600,000 (un 60% ) del 2001 al 2005.

Laine Romero-Alston, directora del Centro de Investigación Urbana, indicó que el informe demuestra que mientras que los inmigrantes con un nivel bajo de inglés suelen sufrir un mayor acoso por parte de los caseros y vivir en peores viviendas "son los que menos acceso tienen a los servicios de vivienda".

El informe recomienda a HPD incrementar el número de inspectores bilingües así como incrementar las publicaciones y el material informativo en los nueve idiomas más hablados de la ciudad.

Amanda Pitman, una portavoz de HPD, indicó en un comunicado que su agencia ya ha dado pasos en este sentido. Pitman dijo que 231 de los 400 inspectores de vivienda son bilingües en 30 idiomas y que 89 hablan el español. La portavoz indicó, asimismo, que los inspectores de HPD llevan consigo material informativo en los cinco idiomas más hablados después del inglés.

Los concejales Rosie Méndez y Alan Gerson dijeron ayer que han presentado un proyecto que obligaría a HPD a esforzarse más para llegar a las comunidades inmigrantes y distribuir más material bilingüe entre éstas.