En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Jóvenes buscan más apoyo para el NY Dream Act

Dan información a los estudiantes inmigrantes sobre cómo postularse a la acción diferida y obtener ayuda gratuita para evitar el fraude en ese proceso.

José Suárez vino de Honduras hace 18 años y hoy es uno de los “dreamers” que cuenta los días para que se apruebe una reforma migratoria. Pero sólo hasta ayer se enteró que, mientras tanto, hay una salida para aliviar su angustia de inmigrante: aplicar a la acción diferida, el beneficio migratorio para estudiantes indocumentados aprobado en 2012.

“Apenas escuché hablar de la acción diferida y la verdad es que no entiendo cómo no me enteré antes”, explicó quien sueña con culminar sus estudios de ingeniería que tuvo que interrumpir por no poder pagar la universidad y hoy trabaja toda la noche atendiendo una gasolinera en Brentwood, Long Island.

Más de una decena de jóvenes como Suárez participaron en la asamblea organizada por Se Hace Camino NY, en Long Island, con el apoyo del asambleísta estatal Phil Ramos.

Además de dar información sobre la reforma federal migratoria, el evento sirvió para que supieran cómo postularse a la acción diferida y obtener ayuda gratuita para evitar el fraude en ese proceso.

También, uno de los puntos clave de la discusión fue por qué, a pesar de la reforma, en el estado de Nueva York se requiere la NY Dream Act, un proyecto de ley de asistencia financiera para los alumnos indocumentados.

“Es muy importante crear conciencia de ello, porque la universidad es muy cara y por eso mucha gente no se siente motivada a buscar becas y ayuda fi nanciera”, destacó Suárez.

Luba Cortés, una de las organizadoras, cree que para generar presión es “muy importante que la comunidad esté más informada y unida”.

La estudiante mexicana, de 19, aspira ser abogada pero la falta de fondos se lo ha impedido. “Mucha gente se confía en que la reforma solucionará sus problemas”, pero lo cierto –agregó- es que el fondo de ayuda financiera y la posibilidad de que los alumnos indocumentados puedan ser incluidos como beneficiarios del programa estatal de asistencia de matrícula (TAP), sólo la NY Dream Act puede garantizarlos.

“Las becas para indocumentados son pocas y muy difíciles de obtener”, puntualizó la activista.

Para ver el articulo original, haga un clic aqui.