Skip to content
Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Featured
Type: Media Coverage
See Source

Los neoyorquinos inmigrantes, negros y de color necesitan que Albany pase una recuperación para todos

Los neoyorquinos inmigrantes, negros y latinxs han experimentado pérdidas indescriptibles y sufrido consecuencias económicas catastróficas durante la pandemia del COVID-19. Miembros de nuestras comunidades han perdido a sus seres queridos, han perdido trabajos en niveles desproporcionados, y están luchando semana tras semana para tratar de pagar la renta y alimentar a sus familias. Pero también, han dejado muy claro que esperan soluciones audaces y transformadoras de Albany para cumplir con las necesidades.

Desafortunadamente, el gobernador Cuomo ha seguido sin responder suficientemente a la crisis. Como vimos nuevamente en sus discursos sobre el “estado del estado” y el presupuesto, el Gobernador sigue difundiendo falsedades para disminuir la posibilidad de aumentar los impuestos a los neoyorquinos más ricos y satisfacer las necesidades de los trabajadores excluidos, inquilinos, y más.

Hoy, Se Hace Camino Nueva York lanza su plataforma 2021 Respeto y Dignidad, que contrarresta la política de austeridad de Cuomo con una visión de una verdadera recuperación económica para todos los neoyorquinos. En lugar de simplemente mirar hacia Washington, nuestro estado necesita aprobar una legislación audaz y crucial que beneficiará a todas las comunidades y brindará justicia.

Nuestra plataforma comienza con el aumento de impuestos a los neoyorquinos más ricos para satisfacer las necesidades de aquellos que más necesitan ayuda. Cientos de miles de miembros de nuestras comunidades se encuentran actualmente bloqueados del desempleo y de todo alivio de ingresos, debido a su estatus migratorio o encarcelamiento reciente. Nuestros vecinos más vulnerables tienen una deuda de alquiler cada vez mayor y el temor constante de perder sus hogares. La demanda de despensas de alimentos ha aumentado exponencialmente – los neoyorquinos de clase trabajadora están pasando hambre.

Mientras tanto, los multimillonarios de Nueva York se han convertido en $77 mil millones más ricos desde el inicio de la pandemia. Mientras que los multimillonarios se han beneficiado de la pandemia, las comunidades de inmigrantes, negras y de color están sufriendo más que nunca. El gobernador Cuomo debe dejar de proteger a los neoyorquinos más ricos y comenzar a dar prioridad a las personas de color de la clase trabajadora. En esta sesión legislativa, los líderes de la legislatura y el gobernador Cuomo deben pasar legislación para aumentar los impuestos a los neoyorquinos más ricos y crear un Fondo de Trabajadores Excluidos, que permitirá pagos directos a los trabajadores a quienes se les ha negado el alivio económico.

La reconstrucción de nuestro estado también requiere dar prioridad a los inquilinos y cancelar la renta. Los neoyorquinos de clase trabajadora se enfrentan a enormes deudas de renta e hipoteca, lo que deja a familias al borde del desalojo con facturas que nunca podrán pagar. Debemos proteger a los inquilinos y propietarios de viviendas aprobando la Ley de Cancelación de Alquiler e Hipotecas y cancelando los pagos de renta e hipotecas de inmediato.

A aquellos que, como Cuomo, dicen que el dinero simplemente no está, les decimos: basta con las mentiras. Seis proyectos de ley de ingresos progresistas, conocidos como el paquete Invertir en Nuestro Nueva York, recaudarían $50 mil millones, más que suficiente para brindar un alivio real a los trabajadores e inquilinos excluidos, y parar los recortes a servicios vitales como la atención médica y la educación. Con súper mayorías demócratas en ambas cámaras de la legislatura, el gobernador debería dejar de bloquear el progreso y los legisladores deberían aprobar estos proyectos de ley.

Una verdadera recuperación para Nueva York no se detiene ahí. Debemos trabajar para reconstruir nuestro estado para proteger a las mujeres trans de color y a nuestros estudiantes de la vigilancia policial excesiva y la criminalización. Es urgente que se revoque la prohibición de caminar mientras trans. Este proyecto de ley tiene suficiente apoyo de los legisladores para ser aprobado; debería ser una prioridad para el calendario legislativo en ambas cámaras.

Dado que la criminalización de los jóvenes negros y de color ha continuado durante la pandemia, Albany también debe aprobar la Ley de Soluciones, No Suspensiones para frenar la via de la escuela a la prisión.

Durante los últimos dos años, los inmigrantes y los neoyorquinos de la clase trabajadora se han organizado y liderado un progreso sustancial en Albany a través de medidas vitales como el fortalecimiento de las leyes de alquiler, restaurar el acceso a las licencias de conducir, limitar el acceso de ICE en las zonas de nuestras cortes y a la revocación de 50-a. Pero la pandemia ha expuesto aún más las enormes desigualdades y vulnerabilidades que enfrentan las comunidades de color. Nueva York debe centrar la equidad en asegurar que nuestras comunidades sobrevivan a esta pandemia y que se satisfagan sus necesidades básicas. Ahora, más que nunca, le pedimos al gobernador Cuomo y a la legislatura estatal que atiendan las necesidades de nuestras comunidades, protejan y ayuden a los neoyorquinos para que todos salgamos adelante de esta pandemia.