En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Matrimonio Gay, Un Sueño Cumplido Para Muchos

Nueva York.- Mañana se cumple un año desde la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Nueva York. Un año en el que muchas parejas neoyorquinas han visto su sueño cumplido, y en el que incluso el mismísimo presidente Obama les ha dado todo su apoyo. Es difícil cuantificar cuantos casamientos se han producido exactamente en la Gran Manzana, dado que la Ciudad no requiere que se especifique el género al pedir la licencia matrimonial y por ello no se han publicado aún estadísticas, pero si se sabe que entre julio y febrero se llevaron a cabo al menos 2,400 uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo en otras regiones del estado. La ley firmada para su aprobación por el gobernador Andrew Cuomo el 24 de junio del año pasado, aunque se hizo efectiva 30 días después. Aunque, tal como dijo Ross Levi, director ejecutivo de la organización LGBT Empire State Pride, “los números no son lo importante, sino el significado personal que tiene el matrimonio para la pareja y para sus seres queridos”.

Una opinión que comparte la colombiana Ana María Archila, que dio el sí quiero en Nueva York a su novia, Andrea Batista Schlesinger, el pasado mes de octubre. “El rito del matrimonio es muy especial y conmovedor, porque es uno de los pocos momentos en la vida en los que toda la gente que te quiere está ahí contigo para demostrarte su amor y celebrar tu relación”, dice Archila. “Era algo que nosotras nos merecíamos tener”, añade. Archila es precisamente codirectora de la organización que defiende los derechos de los inmigrantes latinos “Make the Road New York” (Se hace camino Nueva York), y lleva toda su vida luchando por causas sociales y de igualdad. “La aprobación del matrimonio gay y mi boda fue la unión perfecta de mi vida política y personal”, cuenta entre carcajadas. Una prueba de lo que ha influenciado la unión matrimonial a la consolidación de la relación entre Archila y su pareja, es que hace dos meses dieron la bienvenida a su hija Emilia. “He podido poner mi nombre en el certificado de nacimiento de mi hija, aunque yo no fuera la madre biológica”, relata Archila. “Es uno de los aspectos que me parecen más importantes de la nueva ley”.

Otro gay latino felizmente casado en Nueva York desde el pasado mes de abril es el venezolano Jusquifabio Flores, que ahora ha pasado a llamarse Jusquifabio Nevis-Flores para compartir apellido con su marido, Joel. “La experiencia de casarse y vivir en matrimonio no se puede igualar a nada”, dice Nevis-Flores. “Primero porque vengo de un país en el que eso directamente no existe, así que a lo máximo que podía aspirar era a encontrar a alguien con el que pasar muchos años, y ahora tengo un papel que dice que pasaré toda mi vida con mi pareja”. La boda que se celebró en Queens, llamó la atención a los organizaban el convite. “Hasta los cocineros salieron a vernos porque no habían visto nunca dos hombres casándose”, narra. “Nos preguntaron preocupados sobre que adorno poner en lo alto de la pastel, porque sólo tenían el de un hombre y una mujer cogidos del brazo. Fue todo muy cómico”.

Para el articulo original, clic aqui.