En EspaƱol Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Education Justice
Type: Media Coverage

No pongan las necesidades de los estudiantes al final

Por mucho tiempo, el sistema de escuelas de la ciudad de Nueva York ha fracasado en suplir las necesidades de los estudiantes inmigrantes y de inglés como segunda lengua. En la organización para los derechos de los inmigrantes en la que trabajo, muchos de estos estudiantes llegan a mi puerta cada semana.

Estudiantes como Katherine Tabares [miembro de Se Hace Camino a Nueva York], indocumentada de 17 años y estudiante de una escuela pública en Queens. Conozco bien a Kathe. Llegará muy lejos.

Desde que emigró de Colombia hace unos años, ha luchado por su derecho a una buena educación para poder alcanzar una mejor vida aquí, tal como lo han hecho generaciones de inmigrantes antes que ella.

Pero la angustian los retos que ella y sus compañeros enfrentan en las escuelas de la ciudad de Nueva York. Los elementos clave de la agenda de la denominada reforma a la educación son particularmente dañinos para los estudiantes inmigrantes y de inglés como segunda lengua.

A Kathe y a muchos otros como ella les preocupa que en el frecuentemente acalorado debate sobre el futuro de la educación no se haya hablado de sus necesidades: después de todo, el 40% de la población en edad escolar es latina y un 15% de esos estudiantes son estudiantes de inglés como segunda lengua.

Observemos tres metas importantes de la agenda de la reforma: más exámenes estandarizados, más evaluaciones a los maestros y más escuelas charter.

Los estudiantes inmigrantes inteligentes, que aún están aprendiendo inglés, no siempre están en capacidad de competir en un examen estandarizado.

No es raro entonces, que solo uno de cada cuatro estudiantes y solo el 13% de los estudiantes latinos se gradúen listos para la Universidad.

Cada vez más se evalúa a los maestros con base en el puntaje de los estudiantes, a pesar de que aumenta la evidencia de que los exámenes estandarizados son una evaluación inexacta del rendimiento de los estudiantes.

Sin embargo, muchos maestros que se preocupan por sus estudiantes no quieren correr el riesgo de malas evaluaciones, así que el sistema los lleva a hacer caso omiso de estas poblaciones con mayores necesidades, lo que explica por qué a los estudiantes latinos y de inglés como segunda lengua les va comparativamente peor.

Y cuando se trata de escuelas charter, la matrícula es de sólo un 30% de latinos y un 5% de estudiantes de inglés como segunda lengua. Estas escuelas tienen la posibilidad limitar la matrícula de aquellos que consideran “difíciles de educar”. Estos estudiantes se quedan atrás en un sistema escolar público que ya les está fallando.

Estudiantes como Kathe quieren marcar la diferencia y empujar el debate público sobre la reforma a la educación hacia soluciones reales. Pero desafortunadamente, una nueva organización llamada StudentsFirstNY está poniendo sus preocupaciones al final.

StudentsFirstNY es un grupo dedicado a aumentar el número de pruebas estandarizadas, evaluaciones de maestros y escuelas charter en nuestro sistema educativo. Se ha comprometido a recaudar $50 millones en los próximos cinco años para crear una “unión para estudiantes” y dijo que quiere un diálogo honesto y constructivo. Entonces, tengámoslo.

Hablemos en serio sobre lo que significa cambiar las prioridades de la preparación para las pruebas a la preparación para una carrera universitaria, crear un ambiente en el que los maestros tengan el espacio y el apoyo para suplir las necesidades de los estudiantes inmigrantes.

Para ver el articulo original, clic aqui.