En EspaƱol Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Nos roban el sueldo con impunidad

Desde que llegue a la ciudad de NY de México, el robo de sueldo ha sido la decepcionante realidad de mi vida como trabajador en los Estados Unidos. Como tantos inmigrantes yo vine a trabajar para mantener a mi familia y como todos los trabajadores yo dependo del sueldo que me gano para pagar la renta y darle de comer a mi familia. Yo sabía que la vida en los Estados Unidos sería difícil pero nunca soñé que sufriría la humillación de no ser pagado por mi trabajo.

Hace varios años viví mi primer robo de sueldo cuando trabajaba en una deli en Queens. Trabajaba trece horas al día, seis días a la semana, y me pagaban a menos de cuatro dólares la hora. En una organización comunitaria de mi vecindario, una abogada me ayudo presentar un reclamo al Departamento de Labor de Nueva York (NYDOL por sus siglas en ingles). Después de haber presentado el reclamo, mi patrón me pidió que fuera a recoger el pago pero cuando llegue, envés de pagarme, me encerró en el sótano y me amenazo con llamar a inmigración si no retiraba el reclamo. Desafortunadamente esta no fue la última vez que me robaron el sueldo en NY.

Ese mismo año tuve que regresar al NYDOL cuando otro empleador nos falto el pago a unos compañeros y a mí por varias semanas de trabajo. Presentamos un reclamo con el NYDOL pero después de casi tres años el caso no se ha resuelto. Como el empleador apelo la orden del NYDOL tuvimos que esperar más de dos años para una audiencia que tomo lugar el febrero pasado. Un año más tarde y todavía no ha dado un fallo el juez. Después de tantos años mis compañeros y yo no hemos recibido ni un centavo de los sueldos que se nos debe. Por el aumento de robo de sueldo en NY y la falta de personal en el NYDOL estas largas demoras son lo típico.

El Gobernador Cuomo hablo recién acerca de la importancia de darle la bienvenida a los inmigrantes al estado de Nueva York en su discurso sobre el estado del estado, pero el no ha hecho una propuesta para acabar con el robo de sueldo. Ya que pocos trabajadores de bajos ingresos podemos contratar abogados privados, dependemos del NYDOL para hacer valer las leyes laborales del estado. Pero por muchos años el NYDOL ha carecido de los recursos necesarios para luchar eficazmente contra el robo de sueldo, asegurando que a los trabajadores que presenten reclamos les toque esperar años para que se les resuelvan sus casos.

El robo de sueldo también perjudica a todos los neoyorquinos y nuestra renaciente economía porque los empleadores que no pagan el sueldo mínimo o las horas extra típicamente tampoco pagan sus impuestos o los seguros de compensación laboral y de desempleo. Podemos empezar a resolver este problema este año financiando al NYDOL con lo suficiente para enfrentar el problema.

[Manuel Gomez is an active member of Make the Road New York.]

Para ver el articulo original, haga un clic aqui.