En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Nueva York todavía “sueña” con el Dream Act

Nueva York – La legislatura estatal de Nueva York podría llegar a un acuerdo en el presupuesto en los próximos días, pero muchos temen que el Dream Act estatal se quede fuera como ocurrió el año pasado, pese al respaldo histórico que recibió recientemente en la Asamblea.

El asambleísta Francisco Moya -autor principal del Acta del Sueño que se aprobó con el respaldo del presidente de la Asamblea Estatal Sheldon Silver-, dijo que el Dream Act representa uno de los temas más importante para la comunidad latina, “y ya es tiempo de que los republicanos en el Senado de Nueva York demuestren que de verdad quieren trabajar con los hispanos, incluyendo el proyecto en el presupuesto estatal”.

“Hace dos semanas vimos que el segundo republicano más poderoso en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, que estaba en contra del Acta del Sueño, ahora está a favor”, dijo Moya. “Los republicanos de la legislatura estatal están otra vez dos pasos atrás de sus colegas a nivel nacional, y ya es tiempo de que actúen”, agregó.

En la versión del presupuesto estatal de la Asamblea, se aprobaron $25 millones para el Dream Act, que servirán para financiar el programa de asistencia en la matrícula universitaria conocido como TAP.

Según un reporte del Instituto de Política Fiscal, de aprobarse esta ley, unos 5,500 estudiantes indocumentados que sean elegibles, podrán tener acceso al Programa de Asistencia Educativa, que es financiado por el Estado.

Javier Valdés, de Se Hace Camino Nueva York, organización que ha liderado la lucha a favor del Dream Act estatal, dijo que es de vital importancia que el Senado Estatal incluya fondos para el Dream Act en el presupuesto como lo hizo la Asamblea, “para que el programa de becas incluya a los estudiantes indocumentados y no afecte a los demás estudiantes”.

“El presupuesto estatal finaliza en dos semanas, pero necesitamos que esta semana el Senado diga que el Dream Act es su prioridad”, dijo Valdés. “Queremos escuchar también del gobernador Andrew Cuomo, quien todavía no se ha pronunciado al respecto, y de los líderes del Senado Dean Skelos y Jeff Klein”, señaló.

Klein, senador de El Bronx que encabeza el grupo de cinco miembros de la Conferencia Demócrata Independiente, se ha mostrado a favor del Dream, pero si los fondos provienen de impuestos a los casinos.

El senador estatal Adriano Espaillat dijo que la Conferencia Demócrata está apoyando en su totalidad el Dream Act, pero mantiene su reserva sobre los miembros de la Conferencia Demócrata Independiente, con los cuales lograrían la mayoría en el Senado.

“De los cincos, hay tres que lo apoyarían: Malcolm Smith, Diane Savino y Jeff Klein; pero no sé cuál es la posición de David Carlucci y de David Valesky”, dijo Espaillat. “Y los republicanos, incluyendo a su líder, Skelos, no se han pronunciado a favor del Dream Act, aun cuando los republicanos a nivel nacional, tras las elecciones presidenciales, han dicho que aprobarían alguna versión de este proyecto”, indicó Espaillat.

Para presionar la inclusión del Dream Act en el presupuesto, Espaillat dijo que va a realizar esta semana una rueda de prensa con los senadores latinos.

“Aunque hay un plan federal con el Dream Act, es importante que se apruebe esta ley a nivel estatal, porque hay cláusulas a nivel federal que quizás no se incluyan y que nosotros podemos incluir, especialmente en el tema del financiamiento”, dijo Espaillat. “$25 millones para el Dream Act, como lo ha incluido la Asamblea en su versión de presupuesto, realmente no es nada para el presupuesto estatal, que es de unos $137 mil millones. Si no se incluyen los fondos para el Acta del Sueño ahora, se podría complicar su aprobación más adelante”, indicó.

Miles de “soñadores” han estado realizando visitas legislativas para que sea aprobada el Acta del Sueño, como el “dreamer” Antonio Alarcón, de 18 años, quien ha tenido que parar la universidad por no contar con los recursos para costearla.

“La semana pasada fuimos a la oficina de Cuomo y entregamos peticiones para que aprueben el Dream Act, y hemos estado haciendo marchas y visitando senadores”, dijo Alarcón. “Miles de estudiantes indocumentados como yo podrían terminar una carrera universitaria si contaran con la ayuda financiera que les daría esta ley”, sostuvo.

Otra ‘soñadora’ es Katherine Tavares, quien pese a haber terminado la secundaria entre las mejores estudiantes de su escuela, por ser indocumentada no ha podido conseguir una beca.

“En septiembre quiero entrar a Hunter College, pero como estudiante indocumentada el país no me ofrece ninguna ayuda financiera, y como sólo estoy aquí con mi mamá se me hace muy difícil pagar tan altos costos”, dijo Tavares. “Mi esperanza de hacer una carrera está en la aprobación del Dream Act”, agregó.

José Calderón, presidente de la Federación Hispana, dijo que para su organización “es una prioridad que el Dream Act sea aprobado este año”.

“Estamos trabajando con el liderazgo del Senado, con Klein, Skelos, y los demócratas, para buscar la forma de que el Acta del Sueño sea aprobada”, dijo Calderón. “Necesitamos también que Cuomo ejerza su liderazgo y que se apruebe este proyecto que beneficiaría no sólo a los estudiantes indocumentados, sino a la economía del Estado”, agregó.

El senador estatal José Peralta dijo que le escribió una carta al gobernador Cuomo, para que incluya el Dream Act en el presupuesto, sobre la base de que la mayoría demócrata ha firmado la legislación como co-auspiciadores.

“Todavía no he recibido respuesta del gobernador”, dijo Peralta. “Sabemos que Cuomo apoya el concepto del Dream Act, pero no se ha comprometido con el proyecto todavía”, indicó el senador.

El presidente del sindicato 32BJ, Héctor Figueroa, dijo que los trabajadores inmigrantes pagan impuestos tengan documentos o no, “y con parte de sus contribuciones se pagan los programas estatales de ayuda a los estudiantes”.

“Creemos que estudiantes indocumentados que vinieron aquí traídos por sus familias, deben tener derecho no sólo a alcanzar una educación superior, sino también a tener acceso a esos fondos, al igual que otras familias en el estado que pagan impuestos”, dijo Figueroa. “El Dream Act sería el mecanismo para que estos estudiantes puedan tener acceso a esta ayuda”, indicó.

De acuerdo al Sistema de Universidades de la Ciudad de Nueva York (CUNY) unos 146,000 jóvenes que han sido educados en escuelas públicas de la ciudad son elegibles para recibir ayuda financiera bajo la ley federal y estatal.

Para leer el articulo original, por favor hacer click aqui