En Español Know Your Rights
Source: AOL Noticias
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

NY redistribución electoral: Hispanos se movilizan vs nuevo mapa distrital

Los hispanos de Nueva York están dispuestos a dar dura batalla para defender el crecimiento de sus comunidades en la última década y exigir una representación equitativa en el proceso de redistribución de distritos, tal como lo determinó el Censo 2010.

El anuncio lo hicieron en un foro, al menos una docena de organizaciones comunitarias de Long Island, que denunciaron como injusto, el nuevo mapa de redistribución de distritos presentado por una comisión del Senado Estatal hace dos semanas.

“Los grupos comunitarios vamos a plantear un rediseño del mapa el jueves, si no se nos escucha, pediremos al gobernador Andrew Cuomo vetar el mapa”, dijo Patrick Young, director ejecutivo del Centro de Refugiados Centroamericanos (CARECEN) consultado por AOL Latino.

Líderes comunitarios y activistas de derechos civiles anunciaron movilizaciones para impedir que el nuevo mapa de distritos para Nueva York sea aprobado ya que aseguran, tendrá impacto negativo entre la comunidad hispana.

“La redistribución propuesta en los distritos en Suffolk ignora el crecimiento extraordinario de la comunidad latina en Brentwood, Central Islip y Bayshore Norte”, aseguró Young.

En la ciudad de Hauppague, este jueves 9 de febrero la Comisión Legislativa sobre Investigación Demográfica y Redistribución (LATFOR) tiene previsto celebrar una audiencia pública sobre el mapa propuesto por el Senado. Allí, líderes comunitarios anticiparon que tendrán que ser escuchados.

En su primera reacción tras revelarse el mapa de redistribución propuesto por el Senado, el gobernador Andrew Cuomo dijo que “son inaceptables”.

“Creo que cualquiera que vea los mapas va advertir las maquinaciones políticas. Usted no tiene que buscar mucho”, subrayó Cuomo.

“La propuesta de distritos presentada por el Senado, en particular, rompe los intereses de la comunidad y al dividir el área de Brentwood en dos distritos, significará que una vez más, los latinos de Suffolk carecerán de voz en Albany”, advirtió Young.

Según Young, no sólo estas áreas se convierten en el centro de la vida de los hispanos en Suffolk, también son las más propensas a seguir creciendo durante los próximos diez años, cuando sean necesaria una nueva redistribución.

A través del estado, varios grupos criticaron el rediseño propuesto por el Senado y advierten que se anteponen los intereses políticos y no se da la justa representación a la comunidad en base a su crecimiento demográfico.

Luis Valenzuela, director ejecutivo de la Alianza de Inmigrantes de Long Island coincide en que, “el foro fue una declaración de gran alcance acerca de la ascendencia política de la comunidad de latinos y afroamericanos en Long Island. La comunidad latina ya no puede ser ignorada o privada de sus derechos”.

A criterio de Valenzuela, los políticos deben tener en cuenta a las comunidades latinas y afroamericanas y reconocer el hecho de que, esta es la primera vez que las audiencias públicas se están llevando a cabo en Long Island.

“Vemos claramente que las nuevas líneas tienden a diluir nuestro voto y estamos exigiendo una revisión imparcial de la redistribución. Esperamos el veto del gobernador Cuomo al mapa tal como está propuesto actualmente”, sentenció finalmente Valenzuela.

“El mapa de redistribución propuesto por el Senado pretende dividir a hispanos y afroamericanos; restarle peso político a esas comunidades”, dijo Daniel Altschuler, coordinador de la Mesa de Participación Cívica de Long Island (LICET).

En el condado de Suffolk, el crecimiento demográfico se evidenció en las comunidades hispana y afroamericana, sin embargo, explicó Altschuler, “el mapa propuesto es muy similar a lo que era antes, lo que sugiere que los que están haciendo el mapa no tomaron en cuenta los cambios demográficos”.

“Según el Censo 2010, la población del condado de Suffolk, habría caído si no fuera por la afluencia de decenas de miles de latinos y gente de color, y como consecuencia, los distritos del condado en el Senado deberían haber cambiado”, insistió Altschuler.

“Algo similar ha ocurrido en las comunidades de color en Long Island en el pasado cuando las líneas de los nuevos distritos han disminuido el poder electoral”, denunció en el foro la organización Causa Común Nueva York.

Mientras tanto, María Williams una activista de la NAACP sostuvo que, “es importante que seamos capaces de tener a alguien dentro de nuestro distrito, de nuestras comunidades. Cuando se divide a las comunidades, no siempre podemos elegir a alguien que nos represente, entonces ese es un problema”.

El evento fue promovido por la Mesa de Participación Cívica, una coalición de organizaciones comunitarias entre las que constan: Long Island Wins, Alianza de Inmigrantes de Long Island, Centro de Refugiados Centroamericanos, Causa Común Nueva York, Comunidades para el Cambio de Nueva York, La Fuente, Se Hace Camino Nueva York, la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) y el periódico Noticia.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.