En Español Know Your Rights
Source: Noticia
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Organizaciones piden implementación de programa D-SNAP

Docenas de individuos y familias afectadas por el Huracán Sandy, y organizaciones locales, se unieron para pedirle a los condados de Nassau y Suffolk que tomen acción frente a la crisis que muchas familias aún viven a consecuencia de la tormenta y aprueben el programa de Desastre Suplementario de Nutrición (D-SNAP, por sus siglas en inglés), para ayudar a la recuperación de las víctimas del huracán.

A más de un mes de la tormenta, muchos residentes de las zonas afectadas aún no han podido recuperarse de los daños causados por Sandy, tal es el caso de Esmeralda Ramos , residente de Brentwood y miembro de la organización Se Hace Camino Nueva York.

Ramos, quien vive con su esposo y tres hijos, estaba embarazada durante el paso de Sandy. La interrupción del servicio de electricidad y la falta de calefacción afectaron su salud a tal punto que tuvieron que practicarle una cesárea prematuramente, lo que causó problemas cardiacos a su recién nacido. Además de esto, su esposo perdió el trabajo, su familia tuvo que mudarse debido a los daños que sostuvo el lugar en el que vivía, y actualmente recibe la ayuda de una iglesia local para poder pagar la renta. “El programa D-SNAP ayudaría a mi familia a tener acceso seguro a alimentos, lo que nos ayudaría a reconstruir nuestras vidas después de la tormenta”, aseguró.

La organización Se Hace Camino Nueva York, y otros grupos que han estado trabajando con las familias afectadas en Brentwood, Bay Shore, Patchogue, Freeport, y Long Beach, han estado evaluando las necesidades que en este momento enfrentan las comunidades afectadas, y una constante parece ser la falta de dinero para comprar los alimentos básicos necesarios.

“Las casas están destruidas, se han perdido trabajos y muchas familias se han visto desplazadas en todo Long Island”, indica Karina Claudio, organizadora comunitaria de Se Hace Camino Nueva York, “con D-SNAP, estas familias no tendrían que preocuparse por su comida y podrían enfocarse en reconstruir sus vidas. Esperamos que tanto Nassau como Suffolk opten por este programa. Es la opción correcta para el camino a la recuperación”.

D-SNAP ayuda con asistencia alimenticia a aquellas personas que actualmente no reciben beneficios de SNAP. El programa puede llevarse a cabo en zonas declaradas de desastre, cuenta con un límite de ingresos mayor al del programa SNAP y el proceso para aplicar es mucho más simple.
El programa ofrece $668 en beneficios para una familia de 4, lo que podría permitir a las familias trabajadoras, adultos mayores, e inmigrantes afectados por Sandy llenar sus estantes y su refrigerador de comida.

Gwen O’ Shea, Presidente y CEO del Health and Welfare Council of Long Island aseguró que la implementación de D-SNAP en Long Island serviría para ayudar a los afectados y a la reactivación de la economía local. “Los beneficiarios de D-SNAP gastan sus beneficios en su comunidad, creando un efecto multiplicador”, indicó. “Los residentes de Long Island, individuos y pequeños negocios merecen acceso a estos recursos”.

Para el articulo original, clic aqui.