En Español Know Your Rights
Source: HOY
Subject: Health Justice & Access
Type: Media Coverage

Paren el SIDA y Cumplan: Exigen Más Acción de Líderes Mundiales para Frenar el Mal

“Estuve en la calle por 11 años. Usaba heroína y me prostituía. Abandoné un niño y soy VIH positivo”, fue el testimonio de vida de Celia Vélez, una puertorriquena de 37 años que ayer participó en la protesta que protagonizaron más de mil personas frente al edificio de la Naciones Unidas exigiendo acciones efectivas de los líderes mundiales para detener la propagación del virus que ha infectado más de 25 millones de personas a nivel mundial en los últimos cuatro años. 

            “Hace cinco años llegué a Nueva York porque en Puerto Rico no encontraba la ayuda que necesitaba. Llegue con mi nina de cuatro años y aunque los servios médicos fueron mejores encontrar vivienda fue muy difícíl”, dijo Vélez, quien ya no consume drogas y está trabajando con una organización que ayuda a otras personas en su misma situación. Según cifras del Departamento de Salud, en Nueva York hay 30,058 personas con VIH-SIDA; el uno por ciento son hispanos.  

Para María Ayala, de 51 años, la noticia de su contagio la tomó por sorpresa hace 19 años, “el marido mío me trajo eso a la casa”, dijo. “Uno puede vivir con alguien toda la vida y nunca lo conoce, por eso yo siempre le digo a mis seis hijos y a todo el mundo que use condón”, agregó Ayala, quien vive en El Bronx, el condado con el más alto índice de la infección en la ciudad. Una docena de líderes a nivel mundial, de más de 200 organizaciones participantes, expresaron su disgusto con los gobernantes que se comprometieron a detener la enfermedad durante la cumbre del 2001 y que a juzgar por las cifras de la expansión de la enfermedad han fallado.

“Estamos pidiendo más inversión en los programas de salud a nivel mundial, facilitar el acceso al tratamiento universal y las medicinas y más inversión en los programas preventivos, eso significa condones, programas de intercambio de agujas pam los adictos, etc”, dijo Gracia Ross, de la Red Boliviana para Personas Viviendo con VlH-SIDA.