En Español Know Your Rights
Source: EFE
Subject: Health Justice & Access
Type: Media Coverage

Pequeños negocios atentos al desarrollo de propuesta de reforma de salud

Los pequeños comerciantes consideran que la propuesta
de reforma del presidente Barack Obama les puede permitir disponer para ellos y
sus empleados un seguro médico que ahora no pueden pagar.

 
 

Aunque todavía no se definen los parámetros de lo que
será la propuesta legislativa para reformar el sistema de salud en el país
muchos pequeños negocios están atentos al desarrollo de la iniciativa.

 


El presidente está interesado en una reforma que
obligaría a todos los estadounidenses a obtener seguro médico y a todas las
empresas a ofrecer ese beneficio, aunque considera que los pequeños negocios
"afrontan retos especiales" y deberían estar exentos del requisito.

 
 

Sin embargo, el colombiano Freddy Castiblanco, dueño
de un pequeño restaurante en el condado de Queens, cree que la obligatoriedad
debe incluir a las pequeñas empresas porque de esa forma se benefician las
miles de personas que emplean.

  

"Creo que la obligatoriedad beneficia a la
totalidad del sistema, asegura que todos estén cubiertos. Lo que me preocupa es
que la obligatoriedad resulte impagable", afirmó Castiblanco, quien conoce
de primera mano la importancia de una cobertura de salud porque es médico.

 


Sin embargo, al emigrar a este país la necesidad de
sobrevivir le llevó a abrir un pequeño restaurante en Queens, mientras se
prepara para ejercer la medicina en Nueva York, donde carece de seguro médico
para él y las cuatro personas que emplea porque no lo puede pagar.

 


Castiblanco, que acudió a las audiencias en el
Congreso, es parte de la organización comunitaria
"Small Business United for Health Care"**
que agrupa unos 400 pequeños negocios en Nueva York , afiliada a la iniciativa
nacional
"Main
Street Alliance"**,
que busca que la voz de este sector
de la economía sea escuchada en lo referente al tema de salud.

 


"Lo que queremos es que nuestros empleados puedan
acceder a un seguro de salud y que el costo sea compartido, del empleador y del
empleado. Creo que todos deseamos cooperar y esperamos que el Gobierno ponga un
alto al monopolio de las aseguradoras privadas, que han puesto las tarifas por
las nubes", indicó.

 


Obama reafirmó su apoyo a mantener la opción de un
plan costeado por el sector público, que pueda competir con los ofrecidos por
la empresa privada y dé más opciones a los consumidores.

 


Castiblanco aseguró que si fuera a pagar ahora un
seguro para sus empleados, serían unos 700 dólares mensuales, que se sumaría a
los 3.000 dólares de alquiler de su local, el agua, luz, teléfono, impuestos y
otros gastos propios del negocio.

 


Agregó que cuando evaluó la posibilidad de un seguro
médico menos costoso se encontró con que "los deducibles (por visitas
médicas y medicamentos) se elevan muchísimo".

 


"En este momento, el costo para una pequeña
empresa de tener un seguro médico es más alto que el costo del alquiler y de
otros gastos. Es una cantidad muy pesada, resulta imposible", reiteró.

 
 

Las bodegas, como otros pequeños comercios son
negocios familiares atendidos por sus dueños y tal vez dos empleados, y luchan
por seguir adelante, dijo el presidente de la Asociación de Bodegueros, Ramón
Murphy, quien comentó que también están atentos a lo que ocurra con la
propuesta reforma.

 


Señaló que un gran número de bodegueros están acogidos
en Nueva York a los seguros de salud que ofrece el estado porque no pueden
pagar uno privado.

 
 

El tema de la cobertura médica es una de las quejas
que escucha con frecuencia Eduardo Giraldo, presidente de la Cámara de Comercio
Hispana en Queens, que agrupa 1.300 negocios, de los cuales un 70 por ciento no
cuenta con seguro médico para sus empleados, aseguró.

 


Destacó no obstante que Nueva York es uno de los
estados que más se preocupa por los que no tienen seguro y mencionó a
"Healthy New York", una alternativa para los que no cualifican para
Medicare.

  

Este plan es una alianza entre el Gobierno y compañías
de seguro de salud que cubre a niños a través del Child Health Plus, familias
con el "Family Health Plus" y solteros sin familia que trabajan o han
trabajado en el último año pero no tienen seguro a través de su patrono.

 


Por lo general, las primas del seguro de "Healthy
New York" son de unos 145 dólares mensuales por persona y de 500 dólares
por familia, lo que empleados de pequeños negocios no pueden pagar.

 


"Los más afectados con el problema de la
cobertura médica son los pequeños negocios porque dar ese tipo de beneficio es
como pagar otro salario", argumentó.

 


"La alternativa es un sistema de salud socializada,
cuidados para todos porque los costos de planes privados han explotado a tal
magnitud que ni las compañías grandes los van a poder pagar.
Eso llevó a la quiebra a General
Motors", argumentó.

 
 

**Se Hace Camino Nueva York (MRNY) esta un miembro de la coalicion para reforma.