En Español Know Your Rights
Source: Univision
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Piden en NY que Farmacias ayuden a Inmigrantes Con Sus Medicinas

NUEVA YORK (AP) – Políticos y activistas exhortaron el martes a que el estado de Nueva York imponga una ley que obligue a las farmacias a traducir al español y otros idiomas las etiquetas de sus medicamentos y a ofrecer servicios de interpretación para ayudarles a entender los instructivos.

La ley ya se aprobó en la ciudad de Nueva York, y algunos senadores, asambleistas, y activistas pidieron ahora que se expanda a todo el estado para ayudar a ancianos que no pueden leer bien e inmigrantes con dificultades para entender el inglés.

Unos 90 millones de consumidores en Estados Unidos tienen dificultades a la hora de entender las etiquetas de sus medicinas debido a que en ocasiones están redactadas en lenguaje confuso, dijeron representantes de la organización Abogados de Nueva York para el Interés Público (NYLPI, por sus siglas en inglés).

"No sabía como tomar las medicinas. No entendía las indicaciones, así que no las tomé", dijo la puertorriqueña Aida Torres, de 60 años, quien sufre dolores musculares. "Mi enfermedad empeoró. Es por eso que me he unido a ayudar en esta campaña".

Torres habló en una sala en Manhattan llena de inmigrantes hispanos que sostenían carteles con mensajes como "La medicina es un asunto de vida o muerte" o "Albany: ¡Necesitamos una receta para proteger nuestras vidas!"

Los partidarios del proyecto de ley aseguraron que la medida es clave para evitar que inmigrantes y ancianos llenen las salas de emergencia de los hospitales por haber entendido mal las indicaciones sobre cómo tomar sus medicamentos. Hablaron de casos en que inmigrantes han entendido la palabra "once" en lugar de "one" (uno), en inglés, tomándose así 11 pastillas en lugar de una al día.

"Esto es algo que nuestra comunidad necesita urgentemente", dijo el senador estatal José Peralta. "Yo soy hijo de inmigrantes pero también represento a una zona donde se hablan muchos idiomas. Usted puede tomar una medicación de forma inapropiada y acabar en el hospital".

El proyecto de ley aseguraría que farmacias de cadenas estadounidenses ofrecieran servicios de traducción e interpretación, y que además la Junta Estatal de Farmacias del estado creara un mecanismo para crear etiquetas basadas en un modelo estándard que todo el mundo pudiera entender de forma más clara.

Según un sondeo del grupo Se Hace Camino Nueva York y NYLPI realizado a más de 250 farmacias de todo el estado, casi un 50% de éstas no dijeron ser capaces de ofrecer etiquetas de medicinas traducidas a otros idiomas. Y casi un 30% no pudieron reportar que ofrecen servicios de interpretación.

Los autores del estudio concluyeron que las farmacias que no están sujetas a la ley de la ciudad de Nueva York ofrecen el peor servicio a los consumidores que no dominan bien el inglés.