En EspaƱol Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Piden reforma contra abuso policial en Nueva York

Manhattan — Líderes hispanos solicitaron ayer la reforma legislativa del Departamento de Policía de Nueva York pidiendo que se apruebe la Ley de Seguridad Comunitaria (Community Safety Act).

Frente a las escalinatas del Ayuntamiento, los funcionarios convocaron a los neoyorquinos para que contacten a sus representantes políticos pidiéndoles respalden esta legislación y acudan el día 27 de septiembre frente al edificio municipal en apoyo de la misma, que aún está en su primera fase legislativa.

La legislación se compone de cuatro propuestas enmendando el código administrativo de la ciudad. En ellas se requiere que la Policía notifique la razón de la detención y obtenga prueba de consentimiento del individuo que va a registrar, que las detenciones no se hagan por perfil racial o de odio, que los policías se identifiquen y que se establezca una oficina del inspector general con el fin de proporcionar supervisión independiente deNYPD.

“He sido puesto frente a un muro, he tenido armas contra mí y nunca he sabido por qué me han parado”, denunció Steve Kohut, del Comité de Justicia, que dijo haber sido víctima de varias paradas y registros.

“Si me para la Policía me tienen que explicar qué clase de comportamiento o crimen he cometido”, dijo la congresista Nydia Velázquez.

Los participantes denunciaron que la táctica policial de “Parar y Registrar” (Stop and Frisk) no está cumpliendo su objetivo de una ciudad más segura, sino que —por el contrario— está incrementando la desconfianza de la comunidad en la Policía, especialmente entre los jóvenes latinos y afroamericanos.

Según Justin Rosado, de la organización “Se hace camino”, estos paros y registros, sin causa ni razón, “están siendo una especie de iniciación para los jóvenes en nuestra comunidad y es una política ineficiente e ineficaz”.

Nuestro sindicato apoya totalmente esta legislación para corregir la forma en que la Policía ha elegido trabajar en nuestras comunidades, afirmó Héctor Figueroa, de SEIU 32BJ. “Muchos miembros de nuestro sindicato terminan su trabajo a medianoche y se convierten automáticamente en sospechosos, solamente porque reúnen el perfil racial”, declaró Figueroa.

Para el senador Gustavo Rivera la experiencia es que, para estar seguros, hay que trabajar con la Policía, pero la táctica de “Parar y Registrar” “no nos ayuda: en lugar de trabajar con ellos, los jóvenes desconfían de ellos”.

“Yo tengo miedo de decirle a mi hijo que si está en problemas acuda a la Policía, porque puede acabar como víctima”, añadió Kohut.

Entre los líderes políticos, religiosos, sindicales y comunitarios estuvieron los concejales Ydanis Rodríguez, Rossie Méndez, Melissa Mark-Viverito y Diana Reyna junto con representantes de organizaciones como Latino Justice, El Puente, La Fuente, etc.

Al cierre de esta edición, la Policía no había respondido a nuestro pedido de comentario sobre la legislación.

Para el articulo original, clic aqui.