En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Piden salarios dignos en el Queens Mall

  

NUEVA YORK — Espacios para la comunidad, salarios dignos y el derecho de los trabajadores a organizar un sindicato sin amenazas ni intimidación, fue lo que demandó ayer una coalición de organizaciones comunitarias al dueño del Queens Center Mall, Macerich Company.

Jeff Eichler, coordinador del Retail Organizing Project, dijo que la manifestación de ayer forma parte de la Campaña por Salarios Dignos que empezó con el Kingsbridge Armory en El Bronx, la cual busca que empresas como Macerich Company, que ha recibido más de $100 millones en exenciones de impuesto, devuelvan a la comunidad. "El Queens Center Mall, pese a las exenciones de impuesto que ha recibido, provee muy poco a la comunidad en términos de espacios comunitarios, el sueldo de los empleados ronda el salario mínimo, y los empleados que han tratado de organizarse han recibido amenaza e intimidación de parte de sus patrones", dijo Eichler.

Guillermo Serper, de Se Hace Camino Nueva York, dijo que la coalición Queens Center Mall Campaign, QCMC, creada en diciembre de 2009, busca salarios justos para los empleados del centro comercial, de al menos $10 la hora.

Un estudio que dio a conocer en marzo Se Hace Camino Nueva York encontró que pese a que los dueños del centro comercial están recibiendo exención de impuestos, los 3,100 empleos que hay en el Queens Center Mall son remunerados con sueldos iguales o cercanos al mínimo federal de $7.25 la hora, y sin beneficios de salud.

Miembros de la coalición estaban ayer recolectando firmas en una petición para que el Queens Center Mall apoye además a la comunidad proporcionándole espacios de bajo costo, para que las organizaciones locales puedan brindar servicios, tales como capacitación laboral para jóvenes y adultos, clases de inglés como segundo idioma y asesoría financiera.

Frank García, uno de los empleados del centro comercial, dijo que lleva tres años ganando $8 la hora, por lo que ha tenido que buscarse otro empleo de media jornada para poder mantener a su familia. "Este Mall hace mucho dinero, pero a los empleados no nos no pagan lo justo", dijo García, quien prefirió mencionar el nombre de la tienda donde trabaja.

Llamadas a Macerich Company no fueron contestadas al cierre. Sin embargo, durante una reunión hace dos semanas con la coalición, representantes del centro comercial informaron que estaban dispuestos a escuchar las demandas de la comunidad, según informó Julissa Bisono, de la QCMC.