En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Polémica en Suffolk por zonas ‘libres de pandillas’

NUEVA YORK – Defensores de derechos civiles y activistas comunitarios de Long Island siguen muy de cerca un controversial plan de crear zonas “libres de pandillas” en el área comercial de Wyandanch, en Babylon, Long Island.

En agosto, el ejecutivo del condado de Suffolk, Steve Levy, solicitó una orden judicial para prohibirles a 37 individuos, supuestamente vinculados a las pandillas Wyandanch Bloods y Braveheart Bloods, que se reúnan en determinados sitios públicos.

Hoy la corte sostendrá una audiencia para determinar si el condado entregó correctamente las órdenes de la restricción de los 37 involucrados, todos afroamericanos. El condado tendrá que presentar testigos y es probable que oficiales testifiquen, dijo Amol Sinha, representante en Suffolk del New York Civil Liberties Union (NYCLU), uno de los principales grupos que se oponen a la orden judicial por considerarla anticonstitucional.

NYCLU espera presentar en corte un informe amicus (argumentos no solicitados por la corte) para persuadir al juez a que rechace la solicitud de Levy.

Sinha dijo que un permiso de ese tipo podría también afectar a jóvenes latinos de Babylon, una zona con alta población hispana, y que el problema de las pandillas debe resolverse con programas de intervención juvenil, y no sólo con arrestos y cárcel.

La propuesta ha generado fuerte oposición por parte de grupos liberales.

Esta semana el diario The New York Times publicó un editorial exhortando a la corte a refutar la idea.

Mientras, activistas comunitarios, muchos de ellos latinos, han expresado preocupación en torno a la posible restricción.

María Magdalena Flores, coordinadora de Se Hace Camino Nueva York, dijo que jóvenes hispanos podrían correr el riesgo de ser detenidos injustamente, pues muchos estudiantes se congregan en sitios públicos después de la escuela.

Daniel Altschuler, director de la Mesa Cívica de Long Island, señaló que la solicitud judicial muestra la gran preocupación en Suffolk sobre el problema de la inseguridad pública y creciente la tensión entre la Policía y la comunidad.

Aún no hay fecha para el veredicto final del juez, el cual podría tardar semanas o meses, y probablemente incluir otra audiencia.

La llegada de un nuevo ejecutivo a Suffolk también ha generado expectativa de un cambio de curso. El ejecutivo electo, Steve Bellone, –quien fue supervisor de Babylon desde 2001– prometió durante su campaña hacer de las pandillas y el tráfico de heroína una prioridad durante su administración. Llamadas realizadas al equipo de transición de Bellone no fueron respondidas al cierre.

Tony Martínez, a quien Bellone nombró concejal de Babylon recientemente, prefirió no opinar al respecto hasta que el nuevo ejecutivo asuma su posición en enero.

Activistas comunitarios temen que la aprobación de medida afectaría a jóvenes latinos en necesidad de ayuda.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.