En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Presionan a Clinton y Schumer

Mientras en Washington la semana comenzaba con suspenso en el tema de la reforma de inmigración, organizaciones neoyorquinas de inmigración exigían a los senadores del estado que tomaran posiciones más fuertes en cuanto a la reforma.

En particular, los grupos que protestaron ayer frente a las oficinas del senador Charles Schumer y la senadora Hillary Clinton quieren que Clinton y Schumer rechacen cualquier propuesta que ponga límites a las peticiones familiares o que bloquee la legalización de trabajadores.

La propuesta bajo negociación en Washington entre senadores demócratas como Edward Kennedy y la Casa Blanca puede "reducir al máximo el concepto de familia", dijo Guillermo Chacón, uno de los participantes en la manifestación de ayer.

Se ha indicado que la propuesta podría incluir un tope al número de personas que serían admitidas al país por peticiones familiares. El número se podría reducir a la mitad, con sólo 40 mil visas familiares por año, según indicó ayer el Wall Street Journal. Chacón dijo que también se ha hablado de limitar más el tipo de relación familiar para la cual se permitirían peticiones, como por ejemplo no pedir hermanos o padres.

Los manifestantes dijeron que aunque tanto Schumer como Clinton, en general, se han manifestado a favor del sistema de unificación familiar y en contra del programa de trabajadores sin legalización, quieren ver acción más dramática sobre el asunto.

"Esperamos más. La senadora Clinton es una figura nacional y el senador Schumer es el tercer miembro de más alto rango en su partido", dijo Avideh Moussavian, de la Coalición de Inmigración de Nueva York. La pregunta, dijo Moussavian, es "si ellos van a rechazar cualquier trato que incluya uno o ambos" de esos puntos –límites a la unificación y trabajo sin legalización.

La portavoz de Clinton, Nina Blackwell, dijo que la senadora "dará cuidadoso escrutinio a todas las propuestas de reforma amplia, para asegurar que honren y respeten la orgullosa tradición inmigrante de nuestro país y las reglas de la ley". Indicó también que las propuestas que no protejan "la santidad de las familias" son "una afrenta" a los principios del país.

La portavoz del senador Schumer, Risa Heller, dijo por su parte que Schumer se opone al programa de "trabajadores huéspedes" y que busca un trato que "refleje los valores" del país.

Dado que hoy miércoles el Senado podría tomar pasos importantes en las negociaciones sobre la reforma, los manifestantes dijeron que mantendrán protesta frente a las oficinas de los senadores también hoy.