En Español Know Your Rights
Source: Telemundo 47
Subject: Profiles of MRNY
Type: Media Coverage

Urgen a Cuomo para rechazar “Comunidades Seguras”

Activistas [incluyendo miembros de Se Hace Camino Nueva York] y líderes religiosos exigieron el miércoles el final de un programa que facilita el intercambio de información entre policías locales y autoridades de inmigración y que, aseguran, impulsa una mayor deportación de inmigrantes.

Los manifestantes se plantaron frente a las oficinas del gobernador Andrew Cuomo para exigir el final del programa "Comunidades Seguras" en Nueva York, en vigencia desde el 11 de enero.

Desde octubre del 2008 – mes en que la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) empezó a usar el programa – hasta el 31 de marzo, un total de 101.741 personas fueron deportadas del país. De éstas, 72.445 eran inmigrantes que cometieron un crimen, dijo Michael Gilhooly, director de comunicaciones de ICE para el noreste de Estados Unidos.

Bajo el programa, la policía local envía las huellas dactilares de cada persona arrestada a las bases de datos federales de inmigración. La agencia asegura que el objetivo es mejorar y modernizar la identificación y expulsión de criminales de Estados Unidos.

Sin embargo, los activistas dijeron el miércoles que el proyecto promueve la deportación de indocumentados que a veces no han cometido ningún delito. También denunciaron que el programa refuerza la caracterización racial, destruye la confianza entre los inmigrantes y la policía y envía a personas que han cometido crímenes menores, como infracciones de tráfico, a cárceles remotas desde donde serán deportados.

"Es injusto. Este programa divide a familias y desarrolla un sentimiento de miedo en la comunidad", dijo el reverendo dominicano Omar Almonte, en representación de la comunidad pastoral de Brooklyn. "Hay gente que no viene a ninguna actividad por miedo a que la arresten".

La oficina del gobernador no respondió solicitudes de Associated Press para hablar sobre el tema.

Los líderes de organizaciones que forman el New York State Interfaith Network for Immigration Reform encendieron velas y rezaron frente a las oficinas de Cuomo en Manhattan para pedir que Nueva York cancele el proyecto.

Los activistas quieren que Cuomo siga el ejemplo del gobernador de Illinois Pat Quinn, que la semana pasada abandonó el programa Comunidades Seguras.

Para leer el articulo original, por favor mete aqui.

Para ver el video, por favor mete aqui.