En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Victoria sobre patrones abusivos

Empleados de supermercado celebran arresto de los dos jefes que les malpagaban

Anónimamente, los empleados de un supermercado Associated en Brooklyn celebraron ayer el arresto de los dos dueños del establecimiento por abuso laboral. "Es una victoria", dijo ayer uno de los empleados que trabaja en el supermercado desde hace varios años, pero que prefirió no dar su nombre por miedo a represalias de los propietarios.

"Ya es justo, por fin se nos va a hacer justicia", agregó el hombre.

Un empleado que dijo llamarse "Francisco" dijo que desde que los dueños, Bienvenido Núñez y Martín Durán, fueron arrestados el pasado 8 de octubre se corre el rumor de que ellos dijeron que sí iban a pagar el dinero que deben, pero que después de un tiempo los iban a despedir.

"No creo que nos puedan despedir tan fácilmente, tiene que ser con causa justificada, y todos debemos estar unidos para tener mejoras en el trabajo", señaló el trabajador.

El fiscal general Andrew Cuomo acusa a los propietarios de deber más de $300,000 a los empleados y de haber falsificado documentos que dieron a las autoridades estatales. Además, presentó una demanda para recuperar $600,000 en salarios impagados y multas en favor de más de 30 empleados que no recibieron los salarios que les correspondían desde el 2004 al 2006.

Ayer, en el teléfono del supermercado, un hombre que sólo se identificó como "Martín" se limitó a decir: "Por la investigación pendiente no puedo dar ninguna información". Los propietarios se declararon no culpables en corte recientemente.

La victoria es fruto de la campaña "Despierta Bushwick", iniciada por la organización Se Hace Camino NY y Retail Whole Sale Department Store Union (RWSDSU).

"Este es un mensaje para otros dueños de negocios que no están pagando los salarios correspondientes. La ley va a llegar y va a hacer justicia", advirtió Laura Tapia, miembro de RWSDSU. "Una de las formas para proteger a los empleados es por medio de contratos de trabajo. Sin importar si son indocumentados…".

En la demanda contra los propietarios se especifica que el lugar abre de 8:00 a.m. hasta las 9:00 p.m., de lunes a sábado, y los domingos cierra a las 7:00 p.m. Además, asegura que la mayoría trabaja seis días a la semana y no percibe horas extras.