En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Voto latino gana poder en el país

 

NUEVA YORK — Los latinos
tendrán una fuerte influencia en las elecciones legislativas de noviembre y el
tema de la reforma migratoria puede transformarse en la herramienta que tanto
el partido demócrata como el republicano tendrán que usar en Nueva York para
captar electorado, según un informe publicado por la organización America’s
Voice.

El estudio titulado “El
poder del voto latino en Estados Unidos”
afirma que la participación latina en las
elecciones en Nueva York aumentó en 48,01% de
2000 a 2008 —pasando de 502 en 2000, a 613 en 2004, a 743 en 2008—, llegando a
representar un 10,9% del electorado del estado. A nivel
nacional, los votantes latinos crecieron en un 64% de 2000 a 2008.

Según el análisis de America’s Voice, si bien el estado demostró un
apoyo mayoritario a Obama —63% versus 36% por McCain— dada la situación del partido demócrata y
lo relativamente poco conocida que aún es la Senadora Kirsten Gillibrand
—designada por el gobernador David Patterson— ese porcentaje de votantes
latinos será muy importante. Gillibrand se ha mostrado a favor de la reforma
migratoria, cosa que no ha hecho su posible contendor en las primarias de
Septiembre Harold Ford. En el lado republicano las opciones incluyen al ex
gobernador George Pataki y al congresista Rick Lazio.

El distrito 13, de Staten
Island y partes de Brooklyn, ha sido republicano por varios años, pero la
población latina ha aumentado significativamente
en Staten Island, algo que los partidos
deberán tomar en cuenta según el informe.

Para Ana María Archila, directora ejecutiva de Se Hace Camino Nueva York, uno de los puntos más significativos del estudio es que de los votantes latinos,
el 40% son inmigrantes que se han nacionalizado. Lo relevante, dice, es que
estos votantes no tienen una tradición democrática o republicana y se van a
acercar al partido que los represente mejor. Archila dice que muchos latinos son más conservadores por lo que se
acercan a los republicanos, pero luego sienten rechazo por su “constante
retórica xenofóbica y anti-inmigrante”.
“Una lección importante para ambos partidos es que el tema de la inmigración es
el tema central. Los demócratas hicieron una promesa el 2008 de avanzar en la
reforma migratoria y si no cumplen los votantes o se van a quedar en la casa o
van a votar por alguien más”,
dijo Archila.
“Y los republicanos van a tener que hacer cambios muy fuertes en su retórica
para atraer a los latinos”,
agregó.

Para Frank Sharry, director
de America’s voice, este estudio es como
un grito que dice “Oigan, políticos! Tienen que entender que van a tener que
hablar con esta comunidad antes de las elecciones y si no, van a ser
castigados”, explicó.