En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Walmart—el Destructivo Gigante

Como actual propietario de un pequeño negocio y antiguo administrador de una cadena de tiendas, sé que Walmart en Nueva York afectaría mi negocio. Pero Walmart acaba de lanzar una campaña masiva para tratar de abrirse camino en Nueva York. Tenemos que mirar más allá de la propaganda.

Walmart no está diciendo la desagradable verdad: cuando Walmart llega, los pequeños negocios se acaban. La cadena de tiendas gana 400 mil millones de dólares en ventas anualmente. Si fuera un país, sería la vigésimo quinta (25) economía más grande del mundo, ¡más grande que Argentina,, Irán o Sudáfrica! Esta compañía usa todo su enorme poder adquisitivo para sacar provecho de sus proveedores e inhabilitar a los pequeños negocios y así ganar más poder de monopolio.

Walmart aduce que creará empleo. Pero la verdad es que Walmart les paga salarios miserables a sus empleados. Ganar el salario mínimo sin beneficios significa no poder mantener la familia. Verse obligados a acudir al gobierno para recibir servicios de salud y cupones de alimentos. Podemos pensar que estamos ahorrando unos pesitos al comprar en Walmart, pero olvidamos que con nuestros impuestos terminaremos pagando la cuenta.

Muchas personas a favor de Walmart dicen que si no dejamos entrar a Walmart, los neoyorquinos sencillamente irán a Nueva Jersey para comprar en Walmart. Pero permitir que Walmart entre no solo afectará nuestra economía. Acabará con lo que hace que Nueva York sea tan especial.

Pensemos por un segundo en esos pequeños negocios de nuestro vecindario. El bodeguero que sabe exactamente cómo te gusta el café. En mi negocio de fotocopias yo hago el esfuerzo para llegar a conocer a mis clientes y vecinos y darles servicio personalizado.

Muchas veces son los pequeños negocios los que hacen que nuestro vecindario se sienta como casa. La fascinante diversidad de tiendas y restaurantes es exactamente lo que hace tan vibrantes y vivas las calles de Nueva York. Las tiendas de cadena no dominan nuestra economía, por eso es que Nueva York no se siente como cualquier otra ciudad en América.

Walmart es igual en todas partes y controla gran parte de la pequeña industria en todo el país, destruyendo pequeños negocios como el mío y por lo tanto, la singularidad de cada lugar. No podemos permitir que Walmart le haga lo mismo a la ciudad de Nueva York.

Como neoyorquinos,** consumidores, empleados y propietarios de pequeños negocios, no nos beneficiaremos con esto. Las únicas cuentas bancarias que seguirán acumulando dinero son las de los ejecutivos multimillonarios de Walmart.

En lugar de dejar que este destructivo gigante se meta en medio de nosotros, preguntémonos cómo fortalecer el verdadero motor de la economía en Nueva York, el propietario de pequeño negocio y el que planea tener su propio negocio. Somos el futuro de la ciudad.

Walmart es malo para Pequenos Negocios.


**Y Se Hace Camino de Nueva York (SHCNY).


Meta aqui.