En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Demanda a Farmacias por no Traducir

Una coalición de organizaciones presentaron una demanda ante la procuraduría del estado en contra de 16 farmacias de Queens, Brooklyn y Long Island porque según ellas éstas no ofrececen servicios de traducción a sus clientes, muchos de ellos inmigrantes.

En una conferencia de prensa en Queens, la organización Se Hace el Camino Nueva York y otras dijeron que la falta de traducciones en las recetas médicas y de personal bilingüe ha puesto en riesgo la salud de miles de inmigrantes, muchos hispanos.

Precisaron que en Nueva York, las cadenas Rite Aid, Duane Read, Walgreens, Wal-Mart y CVS/pharmacy enfocan sus servicios en el idioma inglés, pese a que la mayoría de sus clientes son inmigrantes que no lo dominan.

Theo Oshiro, quien ha encabezado las investigaciones de las asociaciones, dijo que en los casos estudiados las farmacias nunca recibieron servicios de traducción como lo establece la ley.

"La comunicación entre las farmacias y los clientes es vital. Si un paciente no entiende las indicaciones en sus recetas médicas, las consecuencias serán devastadoras", dijo.

La demanda fue presentada por la barra de abogados New York Lawyers for the Public Interest (NYLPI) y la propia New York Immigration Coalition, además de Se Hace el Camino al Andar, quienes sostienen que en dichas farmacias se viola el Acta Federal de los Derechos Civiles, la cual prohíbe a cualquier organización que recibe fondos federales discrimine contra una persona por su raza, país de origen o color.

La querella sostiene además que las farmacias violan la Ley de Derechos Humanos de Nueva York, la cual prohíbe la discriminación en lugares públicos, entre otros puntos.

"Cuando las farmacias no traducen, violan la ley. Tienen mucho dinero y cuentan con la tecnología para hacerlo", dijo Nisha Agarwal, de NYLPI.

La demanda se basa en más de 20 casos de personas que han sido discriminados al solicitar información en su idioma de origen.

Uno de estos casos fue el del ecuatoriano Carlos Méndez, quien es cliente de la farmacia Eckerd/Rite Aid, en Queens. Méndez, de 60 años, dijo que el farmaceuta no le explica las indicaciones de sus pastillas.

"A nosotros, que sólo hablamos español, nos cuesta esperar a alguien que domine el inglés para preguntarle sobre la medicina", dijo Méndez.

Ashley Flower, de Rite Aid, dijo que la empresa "hace todo lo posible para que en zonas donde no se habla el inglés se cuente con personal bilingüe". La empresa ha tratado de ofrecer etiquetas para las medicinas en 12 lenguas.

Mike DeAngelis, de CVS/pharmacy, explicó que sus clientes tienen acceso a traducción por teléfono en más de 150 idiomas. "Además, estamos llevando a cabo un plan piloto para asistir a las personas en videoconferencias", dijo.

Llamadas realizadas a Duane Read, Walgreens y Wal-Mart no fueron retornadas antes del cierre.