En Español Know Your Rights
Source: El Financiero
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Denuncian violación a derechos de inmigrantes en cárcel de Nueva York


Una coalición de organizaciones pro inmigrantes y
líderes religiosos denunciaron hoy la violación de los derechos de inmigrantes
detenidos en la cárcel Rikers de Nueva York, donde la Oficina de Inmigración y
Aduanas (ICE) tiene presencia permanente.

Según los activistas y
religiosos, la ciudad está facilitando la presencia de agentes de Inmigración en
la cárcel, que interroga a los detenidos sin que éstos sepan que se trata de
representantes de esa agencia, práctica que calificaron de
"deshonesta".

Igualmente denunciaron que se procesan órdenes de
deportación contra los detenidos sin que hayan sido sometidos al debido proceso
de ley.

"En este país nadie es culpable hasta que se pruebe lo contrario.
Pero, se están poniendo órdenes de deportación sin que el caso haya llegado al
tribunal", argumentó Javier Valdés, de la organización comunitaria "Se Hace
Camino Nueva York
," una de las que participó en la abarrotada conferencia de
prensa en una iglesia de Manhattan.

Valdés citó como ejemplo el caso de
un colombiano, al que llamó Alberto, que tras un año en la cárcel fue encontrado
inocente del delito del que se le acusaba, y que no pudo irse a casa ese día,
porque había una orden de deportación.

"Mi cuñado no hizo nada malo. El
trabajó, pagó impuestos y crió una familia, pero los cargos en su contra le
llevaron a la cárcel de Rikers", señaló Florentina, una integrante de esa
organización.

Tras ser exonerado por un juez, Alberto fue llevado
directamente a un centro de detención en Manhattan, luego a Nueva Jersey y ahora
se encuentra en Texas en proceso de deportación, indicó Valdés.

De
acuerdo con datos que las organizaciones exigieron al Departamento de Corrección
de Nueva York a través de la Ley de Libertad de Información, unos 4.000
inmigrantes son interrogados cada año en la cárcel Rikers.

Desde 2004,
cuando ICE puso en marcha el programa "Comunidades Seguras", unos 13.000
confinados han sido puestos en proceso de deportación desde
Rikers.

Valdés comentó a Efe que aunque desconocen cifras exactas de
cuántos son latinos, saben que la mayoría de los deportados son hispanos y
afrocaribeños.

"Cada vez que un neoyorquino es sacado de Rikers y enviado
a un centro de Inmigración, deja una familia atrás, dependiendo de las ayudas
sociales", comentó el reverendo luterano Giovanny Sánchez.

Tras
conversaciones de las organizaciones e iglesias con la Oficina de Inmigración y
Aduanas se acordó que los confinados firmarán un documento, previo a la
entrevista, de que saben que serán interrogados por agentes de esa agencia
federal.

Igualmente acordaron que se facilitará que abogados de asuntos
migratorios puedan entrevistar a los reos y que capacitarán a los empleados de
las cárceles sobre los derechos de los inmigrantes.

También deberán
colocar afiches en y fuera de las salas de interrogatorios sobre los derechos de
los inmigrantes.