En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Education Justice
Type: Media Coverage

¡Educación!… no encarcelación

  

Nueva York — Cuando Chastity Soriano** tenía 12 años, peleó con una compañera de curso en su escuela, Bushwick School for Social Justice, y terminó esposada a una silla.

"Me humillaron frente a mis compañeros. Me hicieron aparecer como un animal", aseguró Chastity, que ahora tiene 15 años.

Ayer, Chastity se reunió con más de 100 estudiantes frente a la alcaldía para pedir que el Consejo Municipal apruebe un proyecto de ley, el Acta de Seguridad Estudiantil, que garantizaría que los agentes de la policía en las escuelas públicas de Nueva York no violen los derechos civiles de los estudiantes.

La ley requeriría que la Policía y el Departamento de Educación guarden datos sobre suspensiones, expulsiones y detenciones de estudiantes, los cuales serían reportados periódicamente al Consejo Municipal. El proyecto de ley también permitiría que el Civilian Complaint Review Board, la junta que revisa quejas civiles, cubriera quejas de padres y estudiantes sobre la conducta de agentes de seguridad en las escuelas.

La legislación será objeto de una audiencia el 10 de noviembre. Desde que el concejal Robert Jackson la introdujo en agosto del 2008, 32 miembros del Concejo han anunciado su apoyo a la misma, incluyendo la concejal de El Barrio, Melissa Mark Viverito.

"Hay que responsabilizar a los agentes de seguridad en nuestras escuelas para que nuestros niños se sientan seguros", apuntó Viverito, quien asistió a la protesta ayer.

La brutalidad policial se ha vuelto común en las escuelas con el aumento de agentes de la Policía en las escuelas públicas, según activistas. Udi Ofer, representante del New York Civil Liberties Union, informó que hay 5,000 agentes de la Policía en las escuelas públicas de Nueva York. Según datos de la Policía, cada año hay 1,200 quejas sobre la conducta de estos agentes.

"Se están encargando de incidentes menores, casos que deberían ser resueltos en la oficina del director de la escuela, no en una comisaría", aseguró Ofer.

Los estudiantes reunidos ayer, que forman parte del grupo Urban Youth Collective, denunciaron los detectores de metal, registros exhaustivos, y la brusquedad de los agentes de seguridad en sus escuelas. Alzaron afiches con las fotos de los miembros del Concejo Municipal que no han firmado la legislación y gritaron, "¿Qué queremos? ¡Justicia!".

"Todos los días me molestan, me empujan, me gritan, me tratan con una falta de respeto y me registran ilegalmente"" se quejó Chastity, "Aprobar el Acta de Seguridad Estudiantil será el primer paso en crear un ambiente de respecto y aprendizaje. ¡Sí a la educación, no a la encarcelación!"

** Miembro de Se Hace Camino Nueva York