En Español Know Your Rights
Source: Yahoo Telemundo
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Inmigrantes Presentan una Demanda para Exigir Traducción en Farmacias de Nueva York

Coaliciones de inmigrantes en Nueva York informaron hoy de que presentaron una demanda por discriminación contra varias farmacias porque no cumplen la ley que exige explicar las directrices de los medicamentos en el idioma del paciente.

La querella, presentada ante la fiscalía general del estado, afecta a dieciséis farmacias, en su mayoría pertenecientes a cadenas, en los condados de Brooklyn, Queens y Long Island y según los inmigrantes, se está exponiendo su salud ya que no comprenden las instrucciones de los medicamentos que deben tomar.

Un grupo de inmigrantes que no dominan el inglés, convocados por la organización Se Hace Camino al Andar y la Coalición del Inmigrante, que presentaron la demanda, protestó hoy frente a una farmacia en Brooklyn, donde dieron a conocer del estudio "Bad Medicines" y contaron sus experiencias con medicamentos cuyas instrucciones no entendían.

El estudio, realizado el pasado verano y a principios de este otoño, recuerda que regulaciones federales, estatales y municipales obliga a las farmacias a proveer ayuda de intérprete o traducción de las instrucciones de los medicamentos a un paciente que no habla inglés o tiene limitado dominio del idioma de manera que se garantice su acceso igual a servicios de salud.

Entre esas leyes figura el Acta federal de Derechos Civiles, la mas antigua de todos los estatutos a los que se hace alusión, aprobada hace 40 años, que prohíbe a cualquier organización que reciba fondos federales -las farmacias lo reciben de una forma u otra- discriminar contra una persona basada en su raza, país de origen y color.

La Ley de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York prohíbe la discriminación en lugares públicos y para efectos del estatuto las farmacias están consideradas sitios públicos, recuerda además el informe dado a conocer durante la protesta.

Igualmente recuerda que uno de cada cuatro neoyorquinos no domina el inglés y que los inmigrantes en esta ciudad han sufrido durante muchos años de inadecuados servicios de traducción en un gran número de farmacias.

También señala que un reciente estudio de la Academia de Medicina de Nueva York encontró que dos terceras partes de las farmacias en la ciudad fallan en traducir las etiquetas de las medicinas a pesar de que un 80 por ciento de éstas reportó que puede hacerlo.

Un 88 por ciento de las farmacias dijo que atiende pacientes que no dominan el inglés todos los días.

La demanda, dada a conocer hoy, fue presentada el pasado julio por Abogados de Nueva York por el Interés Público y posteriormente se agregaron más farmacias a la lista y se sumó a ella la Coaliicón del Inmigrante de Nueva York.

La idea de la demanda, según Andrew Friedman, director ejecutivo de Se hace camino al Andar -que ya ha obtenido victorias en otras demandas a favor de inmigrantes- es que la gente no se exponga al peligro por no entender cómo tomar sus medicamentos.

Por su parte, la abogada Nisha Agarwal, señaló que las farmacias están obligadas a asegurarse de que sus pacientes entienden cómo tomar sus medicinas en casa.

"La ley federal de derechos civiles, la del estado de Nueva York y de la ciudad hacen claro que las farmacias deben proveer servicios de traducción para asegurar el igual acceso (a servicios de salud). Está claro que muchas farmacias están violando la ley", afirmó.

Entre las historias de inmigrantes está la de Alberta, de México, quien hace siete años reside en Brooklyn, cuya hija de cuatro años enfermó recientemente de influenza o gripe, para lo cual le recetaron dos medicinas, pero las instrucciones estaban en inglés.

Ante el temor de dar a la niña una dosis equivocada llamó en varias ocasiones a la farmacia pidiendo que se le explicara en español, pero no encontró ayuda. Alberta espera que las farmacias finalmente traduzcan las instrucciones en su idioma para no vivir con el temer por la salud de sus hijos.

De acuerdo con Johanna Martínez, directora ejecutiva de la organización "Filipino American Human Services" en el condado de Queens, el problema con las farmacias no se limita sólo a la comunidad latina.

"Hemos visto que muchos miembros de nuestra comunidad enfrentan lo mismo. Van a las farmacias a través de la ciudad y se van sin ninguna información que puedan entender", argumentó.