En Español Know Your Rights
Source: El Diario
Subject: Language Access
Type: Media Coverage

Medicamentos en español

A los
neoyorquinos que no hablen inglés las farmacias les informarán sobre los
medicamentos en su idioma gracias a un acuerdo de la oficina del fiscal general
de Nueva York con las compañías que los dispensan, informaron ayer en rueda de
prensa.

 


“Tienen
que entender la información de los medicamentos, es una cuestión de vida o
muerte”, afirmó el fiscal general, Andrew Cuomo.

Walmart, Target, Duane Reade,
Costco, A&P, CVS, Rite Aid, entre otras cadenas, tienen de plazo un mes
para poner en funcionamiento el sistema que facilite información oral sobre los
medicamentos en el idioma del cliente bien a través de sus empleados o de un
servicio de traducciones telefónico.


“Ahora
tienen que entrenar a su personal para que sepan cómo utilizar las líneas de
intérpretes. La medicación es un tema muy serio y nadie debería tener dudas”,
afirmó Mylan Denerstein, asistente ejecutiva del Fiscal General para la Justicia Social.


“La segunda etapa será la traducción
escrita de las instrucciones al español, italiano, francés, ruso y chino. Esto
es un reto tecnológico y es por lo que tienen de plazo hasta marzo del 2010”, añadió
Denerstein.

El acuerdo
surgió tras investigar querellas presentadas por organizaciones como
Hacer Camino Nueva York por las prácticas de negocios de las farmacias en el
estado.

 


“Lo más
importante es que los consumidores nos informen si no les suministran estas
traducciones”, dijo Elizabeth de León, subprocuradora general.

 
 

“Los
medicamentos nos salvan o nos pueden matar”, aseguró la mexicana Catalina
Martín, quien tuvo problemas al no entender las instrucciones de un antibiótico
y dio testimonio de la necesidad de traducir las instrucciones.

  

La
colombiana María Elena Khochaiche y el dominicano Julián Nuñez explicaron cómo
tienen que insistir en las farmacias hasta que les facilitan la información en
español.

 


“Hay que
estar alerta de que lo que se nos da es lo correcto y estar segura de que las
medicinas no me van a hacer mal”, dijo Khochaiche.

 
 

Spencer
Freedman, consejero de Derechos Civiles de la Oficina del Fiscal, preguntado
por quién iba a pagar este servicio, dijo: “No se pasará a los clientes porque
es parte de las obligaciones de servicio, es una inversión de negocios”.

 


Eric Harkreader,
portavoz de Rite Aid, dijo vía telefónica a EL DIARIO/LA PRENSA: “Nosotros
estamos facilitando este servicio a nuestros clientes desde el pasado
noviembre”. Preguntado sobre el costo de las traducciones respondió: “No
estamos cargando las mismas a las personas que las solicitan”.

 
 

Las otras
farmacéuticas no retornaron nuestras llamadas antes del cierre.