En Español Know Your Rights
Source: HOY
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Con Derecho para Votar por Primera Vez

Nueva York — Con la esperanza de que su voto sirva para que la causa de los inmigrantes se fortalezca, ayer la dominicana Jenny Pérez ejerció por primera vez su derecho al sufragio en Estados Unidos.

“Me siento bien porque estoy cumpliendo con una obligación y porque tengo la esperanza de que los gobernantes por los que estoy votando se preocupen por nosotros, por los inmigrantes”, dijo la madre de un bebé de siete meses y cuyo esposo todavía vive en República Dominicana porque el trámite de petición aún está en proceso.

Pérez llegó a la 10 de la mañana a uno de los puestos de votación de Brooklyn, cerca de Dekalb Ave., y allí se enfrentó por primera vez al sistema de votación. Luego de verificar su nombre se dirigió a la máquina que se encontraba detrás de unas cortinas y un funcionario le explicó cómo debía marcar los nombres de los candidatos por los que iba a votar. “Esto está muy complicado”, exclamó Pérez al enfrentarse con una máquina grande, llena de palancas pequeñas que correspondían a cada uno de los candidatos, y una palanca más grande en la parte inferior para sellar la elección final.

“Me habían dicho que tenía que votar con una máquina, pero no me imaginé que fuera así”, dijo la mujer mientras escogía nombre por nombre los candidatos de su preferencia. Al cabo de unos minutos abandonó la cabina mientras otros votantes esperaban en una fila para proceder con su voto. Hasta las 10 y 10 de la mañana habían sufragado 110 personas, según la encargada del puesto de votación.

Aunque Pérez prefirió mantener su voto en secreto, aseguró que su preferencia había sido por aquellos candidatos que a su juicio habían demostrado preocupación por el tema de los indocumentados. “A pesar de que yo no tuve problema para arreglar mi status y ahora estoy tramitando el de mi esposo, sí es una cosa triste admitir que para alguna gente somos indeseables. Claro que yo no le he hablado mucho de eso a él”, confesó Pérez, quien agregó que a pesar de que su esposo preferiría quedarse en Dominicana ella está convencida de que su hijo tendrá más oportunidades en este país.

“Es un riesgo que vamos a tomar y si no funciona vamos a tener que regresar, pero siempre juntos. Nuestra separación es temporal mientras tramitamos la residencia de él. Me aterra pensar en la separación familiar y siento pena cuando tantos padres hispanos son deportados y tienen que dejar sus hijos aquí por diversas circunstancias”, aseguró Pérez, quien se hizo ciudadana en diciembre del 2005. “En nuestros países hemos perdido la confianza en el voto, pero tengo la esperanza de que aquí sí funciona y que las cosas pueden mejorar para todos”, concluyó.

Nuevos votantes

-Aunque las organizaciones que estuvieron impulsando la campaña para inscribir a los nuevos votantes aseguraron que era muy prematuro dar cifras, sí aseguraron que estaban satisfechos con la campaña. “Seguro que hubo respuesta, los nuevos votantes están muy consientes de la importancia de su voto y se mostraron muy entusiasmados por participar en estas elecciones”, dijo Jesse Goldman, de Se Hace Camino al Andar. Según cifras de la organización, más de 3,000 personas se inscribieron por primera vez para ejercer el voto. Goldman también dijo que a pesar de la protesta contra Hillary Clinton por su apoyo a la construcción del muro fronterizo, muchos hispanos prefirieron votar por ella que por el candidato republicano. “Pero, si ella quiere conservar esos votos para el futuro debe cumplir con el electorado que la está eligiendo”, concluyó Goldman.