En EspaƱol Know Your Rights
Source: Huffington Post
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Hispanos, decisivos en el triunfo, ahora reclaman reforma migratoria

Organizaciones proinmigrantes y defensores de los derechos civiles anuncian que pasarán inmediata factura a los políticos en retribución de la masiva participación de los hispanos e inmigrantes en las elecciones de este martes.

“Es una demostración de fuerza en las urnas que debe traducirse en una fuerte demanda a favor de políticas proinmigrantes y en favor de las familias trabajadoras”, advirtieron los grupos que estuvieron tras la movilización de los electores en Nueva York.

HuffPost Voces captó las primeras reacciones tras las elecciones. Las organizaciones expresaron que millones de jóvenes latinos e inmigrantes, trabajadores, padres o nuevos ciudadanos, salieron de sus casas para emitir votos que fueron decisivos en las elecciones nacionales y locales, y con sus votos que enviaron un fuerte mensaje a los funcionarios elegidos de todo el país: “exigimos respeto y dignidad para nuestras familias, en nuestros lugares de trabajo y en nuestras comunidades”.

“La creciente influencia del voto latino en estas elecciones no es sólo un resultado de los cambios demográficos, sino también de los esfuerzos concertados de los grupos de inmigrantes para organizar, registrar y promover la participación en las urnas por parte de miles de votantes”, dijo Javier Valdés, co-director ejecutivo de Se Hace Camino Nueva York (MRNY), en declaraciones al HuffPost Voces..

MRNY fue una de las organizaciones no partidistas, proinmigrantes y defensora de los derechos civiles que durante los meses previos a la elección, se dedicaron a inscribir a nuevos votantes en los registros. Por sí sola, esta entidad registró unos 12,000 electores en varios distritos de la ciudad y se contactó a otros 20,000 para que salieran a votar a través del estado, confirmó Valdés.

“Los latinos e inmigrantes en general acudieron masivamente a las urnas y ahora demandamos de los políticos acción en relación a los temas que le interesan a nuestras comunidades. Los resultados de las elecciones del martes demuestran que estamos teniendo éxito”, aseveró Valdés.

El activista ratificó que se espera una reacción inmediata sobre la propuesta de reforma migratoria en Washington D.C. y Albany –la capital del estado de Nueva York- en cuanto a las políticas proinmigrantes.

En la Campaña por el Respeto y la Dignidad se movilizó a cientos de voluntarios. Además de MRNY, se integró una coalición de organizaciones entre las que estuvieron Centro para la Democracia Popular, Casa en Acción, la Mesa Cívica de Participación Ciudadana de Long Island (LICET), el Centro de Refugiados Centromericanos (CARECEN), Comunidades de Nueva York para el Cambio y Alianza de Inmigrantes de Long Island, entre otras que se movilizaron inclusive hasta el vecino estado de Pennsylvannia donde registraron otros 7,000 electores entre latinos y afroamericanos.

Daniel Altschuler, coordinador general de LICET [y organizador de Se Hace Camino a Nueva York] dijo a este medio que, “se aseguraron que votaran latinos y afroamericanos y con esa importante participación han tenido un gran impacto capaz de cambiar el panorama político de Long Island”.

Al nivel presidencial según Altschuler, el voto latino tuvo un papel decisivo en la victoria del Presidente Obama.

“Nuestro trabajo también hizo que el voto hispano fuera clave en las elecciones en Long Island, donde la comunidad latina expresó claramente sus deseos para una reforma migratoria justa y políticas públicas que favorezcan a los trabajadores”.

Muchos de los nuevos electores fueron jóvenes que votaron por primera vez, como Marisol Castellanos, una joven que se hizo ciudadana estadounidense recientemente.

Katherine Tabares [miembro de Se Hace Camino a Nueva York], un joven indocumentado que pasó el verano inscribiendo a otros jóvenes para que voten, resumió el sentimiento de los votantes inmigrantes así.

A partir de ahora prosiguió Valdés, MRNY redoblará sus esfuerzos para presionar en favor de los trabajadores y las políticas proinmigrantes en Nueva York y Washington.

El activista anunció además que empezarán a trabajar con el Movimiento para la Reforma de Inmigración, una coalición de los grupos de base más grandes y poderosos y que defiende los derechos de los inmigrantes en el país.

De otra parte en Nueva York, en diciembre, la ofensiva en será continuar la lucha contra los bajos salarios a los trabajadores inmigrantes para lo cual preparan marchas a Albany en diciembre para exigir al gobernador Andrew Cuomo y a la Asamblea Legislativa aprobar un proyecto de ley para aumentar el salario mínimo.

Igualmente en enero, MRNY movilizará cientos de jóvenes inmigrantes hasta la capital estatal para exigir la aprobación del DREAM Act y el Fondo de DREAM en el estado de Nueva York,. Estalegislación de aprobarse permitirá el acceso a la educación superior a los jóvenes indocumentados.

La organización Causa Común Nueva York (CCNY) de su parte se congratuló con los resultados de los comicios y agradeció a más de 3.000 voluntarios que logró reclutar para “defender el voto de los electores en las urnas”.

En un comunicado entregado a HuffPost Voces, Bob Edgar de CCNY sostuvo que los voluntarios entrenados por ellos estuvieron en la primera línea de defensa contra un esfuerzo sin precedentes de activistas que pretendían negar a cientos de miles de ciudadanos su derecho a votar.

Causa Común (Common Cause) es una entidad no partidista de defensa de los derechos civiles que tiene filiales en al menos 35 estados de la nación.

Para el articulo original, clic aqui.