En Español Know Your Rights
Source: NY 1 Noticias
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Llaman a No Cesar Lucha por el Dream Act

Olga Reyes cruzó la frontera de México y los Estados Unidos con sus abuelos cuando apenas tenía 10 años para reunirse con su madre. Recuerda que le decían que aquí tendría un mejor futuro.

Pero a sus 18 años, ese futuro es incierto debido a su estatus migratorio. Es por eso que Reyes, quien desea estudiar leyes, lucha para que aprueben el Dream Act en el Senado.

"Podemos terminar la universidad pero sin embargo después de ahí ya no podemos trabajar en la carrera que escojamos. Entonces el Dream Act nos beneficiaría a que podamos trabajar legalmente, a que aportemos a esta economía", dice.

Después de una victoria en la Cámara baja el miércoles, el sueño de miles de estudiantes inmigrantes se detuvo en el Senado. El senador Harry Reid pidió posponer el voto debido a que no tenían suficientes votos para aprobar la legislación. Los republicanos se oponen rotundamente al proyecto catalogándolo como una amnistía.

"Nos han dicho que mis colegas republicanos no están dispuestos a tratar ningún tema legislativo, lo cual considero indecoroso, innecesario e injusto. Siendo este el caso, renuevo mi petición de reiniciar el voto de su aplazamiento," dijo Red.

Pero grupos de activistas ven esto como una oportunidad para ganar tiempo.

"Es muy importante que no perdamos la energía, que no perdamos el ánimo que tenemos ahora con la victoria de anoche porque ahora vamos a tener más de tiempo para hacer miles y miles de llamadas a los senadores", dijo Ana María Archiva, de la organización Se Hace Camino Nueva York.

Archiva dice que antes del voto en la Amara de Representantes, sus esfuerzos generaron mas de 50 mil llamadas a las oficinas de congresistas.

El Dream Act crearía una vía de seis años para que los jóvenes obtengan, primero la residencia permanente y luego la ciudadanía. Los estudiantes que llegaron antes de los 16 años y tengan por lo menos cinco años en el país, tendrán que obtener un título universitario o cumplir con dos años de servicio militar.

Aunque no todos los jóvenes indocumentados serían elegibles, si la medida se convierte en ley podría abrir el camino para una reforma migratoria.

"Este es el primer paso en ese proceso. Es un proceso que ya lleva muchos, muchos años, la reforma migratoria más integral va a ser un poquito más difícil…. ahora no quiere decir que no debemos de seguir intentándolo", dijo la concejal por Manhattan Melissa Mark-Viverito.

En tanto, Olga se unirá a cientos de miles de jóvenes y activistas que tomarán los próximos días para llamar y tratar de persuadir a los senadores republicanos de diferentes estados, antes de que voten el próximo martes.