En EspaƱol Know Your Rights
Source: AOL Noticias
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Piden declarar al condado de Suffolk zona libre de odio racial

Al menos una docena de organizaciones [incluyendo Se Hace Camino Nueva York] defensoras de los derechos civiles y pro inmigrantes se apostaron frente a la sede de la legislatura para demandar se declare al condado neoyorquino de Suffolk, zona libre de odio.

La iniciativa fue convocada por la organización Alianza de Inmigrantes de Long Island (LIIA) un día después de las elecciones y en el marco del tercer aniversario del asesinato del inmigrante Marcelo Lucero.

“La manifestación es para demostrar la vitalidad de la comunidad inmigrante del condado y para insistir en los cambios sobre la forma en que el gobierno del condado interactúa con los inmigrantes”, destacó Luis Valenzuela, director ejecutivo de LIIA.

Las organizaciones decidieron la creación de un grupo de trabajo para prevenir crímenes raciales y promover la voz y participación cívica de la comunidad inmigrante en Long Island, Nueva York.

Luis Valenzuela dijo que la estrategia de la organización es, “proseguir de inmediato la lucha en defensa de los derechos humanos de los inmigrantes”.

El otro aspecto coyuntural en el que coincidieron relevar los activistas, fue el que Steve Levy dejará pronto las funciones como Ejecutivo del Condado.

Levy actual Ejecutivo del Condado, enarboló durante su administración una política radical antiinmigrante que alentó ataques de odio racial.

La policía de Suffolk, de manera recurrente no investigó tales violaciones, permitiendo los excesos cuya mayor gravedad se hizo sentir con el asesinato de Marcelo Lucero, en noviembre del 2008.

La manifestación fue de esperanza. Con la elección de Steve Bellone como nuevo Ejecutivo del Condado, se espera dar vuelta a la página de casi una década marcada por los crímenes de odio y las tensiones que esto generó entre todos los sectores de la comunidad, dijeron los manifestantes

Los legisladores Ricardo Montano y Vivian Viloria, del noveno y quinto distrito del condado de Suffolk, respectivamente, se adhirieron a las propuestas de los manifestantes.

Ricardo Montano dijo, “apoyo que el grupo de trabajo contra los crímenes de odio, sea de carácter de permanente”. “Estoy satisfecho que hayan venido hasta la legislatura en procura de superar esta crisis”, dijo Montano, “hay mucho por hacer y reitero que pueden contar conmigo. Sé que están inspirados en buenas razones”.

Carlos Canales del Centro de Derechos Laborales dijo que el cambio político, finalmente se ha hecho realidad para las organizaciones pro inmigrantes.

“Confiamos que la nueva administración del condado de Suffolk traiga armonía a la comunidad y erradique el odio racial. El sólo hecho que Levy no estará más, significa una esperanza para los inmigrantes”, según Canales.

“Necesitamos acción ahora, el tiempo de hablar se terminó. El momento de la acción para erradicar el terrible legado de discriminación racial es hoy”, dijo Gregory Maney, profesor de Sociología de la universidad Hofstra.

“Hago un llamado al nuevo Ejecutivo del Condado y la legislatura para que aprueben las recomendaciones que presentó la Alianza de Inmigrantes de Long Island hace un año”.

Maney se refiere a un documento donde se diseñaron medidas prácticas que los funcionarios elegidos, legisladores y educadores pueden tomar para proteger, respetar y promover los derechos humanos de los residentes del condado de Suffolk.

En el mismo tono se expresó José Avila, de la organización Encuentro, “la transición es una oportunidad inmejorable para marcar la diferencia. Levy utilizó un mensaje de odio permanente y eso exacerbó a los crímenes que se dieron en el condado”.

“Tenemos la esperanza que la hostilidad con los inmigrantes y en general con las minorías cambie en el condado con la administración de Steve Bellone”, enfatizó Avila.

“Es el momento de alejarse de la política de división e ir hacia una comunidad más acogedora y unificada que integre a todas las personas”, enfatizó Valenzuela, “exigimos un liderazgo responsable, de mente abierta y libre de retórica política”, insistió Luis Valenzuela.

“La nueva administración del condado de Suffolk tiene la oportunidad de dar un giro total tras esta etapa de alienación antiinmigrante”, dijo Patrick Young de la organización Long Island Wins.

Mientras tanto Daniel Altscuhler de la organización Participación Ciudadana de Long Island destacó el aumento de la participación de los inmigrantes en las elecciones del martes.

“Los políticos no pueden continuar utilizando a los inmigrantes como chivos expiatorios. El cambio debe ser irreversible, hoy es el primer día de la era post Levy”, dijo Altscuhler.

“Como estudiantes tenemos la responsabilidad de defender los cambios que beneficien a nuestras comunidades. Es un reto unirse para promover un condado libre de odio racial, que sirva de modelo para el resto del país.”, declararon Kate Estefani y Preet Parmar, de la Escuela de Trabajo Social de la universidad Stony Brook.

Intervinieron además Sonia Palacio de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales Puertorriqueños e Hispanos, Kevin Nelson de Comunidades de Nueva York para el Cambio, Martha Maffei de SEPA Mujer, Patrick Lee de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), representantes del Consejo de Iglesias de Long Island y del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), entre otros.

Para leer el articulo original, haga clic aqui.