En Español Know Your Rights
Source: Telemundo 47
Subject: Immigration
Type: Media Coverage

Protestan por deportación de extranjeros detenidos en Nueva York

La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés) ha violado con regularidad los derechos de las personas en la cárcel de Rikers Island, señaló el reverendo Gionvanny Sánchez, representante de la Coalición de Pastores Latinos. Realizan interrogatorios con impunidad.

Las autoridades de ICE interrogan anualmente a alrededor de 4.000 extranjeros e inician procesos de deportación en más de 3.000 casos, indicaron miembros de grupos activistas como Make the Road New York (Marcar la Senda Nueva York), Northern Manhattan Coalition for Inmigrant Rights (Coalición del Norte de Manhattan para los Derechos de los Inmigrantes), the New Sanctuary Coalition (Coalición del Nuevo Santuario) y líderes religiosos, quienes obtuvieron documentos sobre los interrogatorios realizados desde enero del 2004 en Rikers, mediante una ley de acceso a la información.

Los documentos muestran el grado de penetración de las operaciones de ICE en la ciudad de Nueva York, señaló Peter L. Markowitz, director del Centro de Justicia Migratoria Cardozo.

Los activistas denunciaron que los agentes interrogan a los extranjeros sin identificarse, sin que haya un abogado presente y sin traductores.

Separan a las familias y tratan tan mal a las personas en las cárceles, dijo Teresa Jurado, una colombiana de 74 años, al tiempo que decenas de inmigrantes gritaban Aquí estamos, aquí nos quedamos!.

La mayoría de los presos en Rikers son hispanos y afroamericanos, indicó Javier Valdes, vocero de Make the Road New York. Las organizaciones dijeron, sin embargo, que algunos cambios positivos se habían introducido luego de reuniones con el departamento de Prisiones: ahora los extranjeros firmarán un formulario en el que autorizan los interrogatorios.

De acuerdo con una ordenanza de la ciudad, las agencias no pueden preguntar el status migratorio de los extranjeros. Steven Morello, vocero del departamento de Prisiones, no pudo ser contactado de inmediato pero indicó al diario The New York Times que el departamento no le pregunta a los extranjeros por sus status, pero que sus nacionalidades son información pública.