En EspaƱol Know Your Rights
Source: La Tribuna Hispana
Subject: Workplace Justice
Type: Media Coverage

Trabajadores de supermercados exigen salarios no pagados

Fuente: Make the Road NY

En respuesta al informe del New York Times del pasado fin de semana, sobre el espectacular número de asuntos pendientes del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York, el pasado domingo 10 de noviembre más de doscientos miembros de la comunidad y los trabajadores se reunieron frente a una tienda de comestibles en el East Village, en Manhattan, para llevar a cabo una protesta y acabar con el rampante robo de salarios, según los organizadores de la manifestación.

El grupo se reunió para respaldar a Eudocio Alvarado, un trabajador despedido de la tienda por su empleador, Grocery Village, un supermercado local muy popular situado en 146 2nd Avenue, en el East Village.

Village Grocery, según Alvarado, no le pagó a él ni a sus compañeros de trabajos realizados por años. A pesar de trabajar más de 10 horas diarias, Alvarado recibió pagó muy por debajo del salario mínimo, además de no pagarle horas extras. Cuando Alvarado se puso de pie para defender sus derechos y animó a otros trabajadores a exigir sus salarios debidos, él fue despedido. Junto con la organización Make the Road New York, Alvarado y otros trabajadores pidieron al Departamento de Trabajo del Estado que intervenga para investigar el robo de salarios.

Atraso: 14 mil casos

El Departamento de Trabajo del Estado –la agencia del Estado encargada de hacer cumplir la escala de salarios y las leyes laborales- tiene un atraso de 14.000 de reclamos en espera de ser investigados, desde finales de julio pasado. Make the Road New York estima que los trabajadores que presentan un caso de robo de salarios tienen que esperar al menos un año para que, al menos, se inicie una investigación.

En el caso de Village Grocery, por consejo de los abogados de Make the Road New York, Eudocio no presentó su reclamo ante el Departamento de Trabajo del Estado de NY. En cambio, presentó una demanda ante la Fiscalía General del Estado de Nueva York, que está procesando su solicitud de reclamo.

Pero después de años de investigación por parte de la Fiscalía General del Estado de Nueva York, Village Grocery todavía tiene que cumplir y pagar a los trabajadores lo que se les debe. Alvarado, sus compañeros de trabajo, y los estudiantes de NYU protestaron frente a la tienda sobre las consecuencias que el robo de salarios tiene sobre las familias y las comunidades en la Ciudad de Nueva York, y la necesidad de restaurar el respeto y la dignidad en el trabajo.

$1.000 millones impagos

Frente a su antiguo lugar de trabajo, y una multitud de partidarios, Alvarado, a través de un intérprete, denunció el impacto del robo de salarios a los trabajadores a través de la ciudad de Nueva York y pidió más recursos para que el Departamento de Trabajo investigue las denuncias: “En toda la ciudad, los empleadores robaron más de mil millones de dólares de los salarios de los trabajadores en el 2010. Si no nos organizamos, ¿cómo podemos recibir nuestro dinero ganado con mucho esfuerzo? Cuando el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York no investiga un reclamo en por lo menos durante un año, es difícil tener el valor de presentarse y reportar el pago incompleto del salario mínimo y las horas extras. Sólo cuando estamos juntos podemos detener la injusticia y los abusos contra los trabajadores de la mano de los empresarios que tratan de aprovecharse de nosotros”, dijo, agradeciendo además a la Fiscalía del Estado de Nueva York “por tomar nuestro caso”.

“Como estudiante de la Universidad de Nueva York, me horroriza que la gente en nuestra comunidad están siendo maltratada y explotada. Todos los que trabajan, estudian y viven en esta área debe apoyar a los trabajadores que luchan por sus derechos básicos”, dijo Caitlin McLaren, una estudiante de la y miembro de NYU Student & Labor Action Movement, una organización dirigida por estudiantes que apoya los derechos laborales.

José López, organizador de Make The Road NY, dijo que “a pesar de leyes más fuertes”, en contra de la explotación laboral, “el caso Grocery Village demuestra que el robo de salarios rampante sigue en el East Village”.

“Grocery Village se anuncia como una tienda de alimentos saludables, pero sus prácticas laborales del robo de salarios y las represalias han causado un gran daño a nuestra comunidad”, dijo Alvarado finalmente.

Para ver el articulo original, haga un clic aqui.