En Español Know Your Rights
Source: HOY
Subject: Housing & Environmental Justice
Type: Media Coverage

Demandan a Casero en Brooklyn por Agresión

María Quintanilla, una inquilina que fue presuntamente golpeada por la mujer del dueño del edificio, David Meléndez, entabló ayer una demanda en la Corte Suprema de Brooklyn contra el casero por daños y perjuicios.

"Hace 16 años que vivo en el 3 R y el casero no quiere arreglarlo. No hay ducha en el baño y me tengo que bañar con un balde y agua fría", dijo Quintanilla mientras mostraba los agujeros en las paredes de su apartamento en el 198 de la avenida Knickerbocker, por donde asegura salen ratas y ratones todas las noches.

Acompañada de representantes de la organización Se Hace Camino al Andar (MRBW) y de varios vecinos con carteles y pancartas pregonando el cese de los abusos contra los inquilinos, Quintanilla dijo que en agosto del año pasado fue golpeada en la cara por Karla Guevara, la mujer de Meléndez, cuando le solicitó la renovación de su contrato. El grupo realizó ayer una "representación", de cómo supuestamente habrían ocurrido los hechos.

"Ellos quieren que le paguemos en efectivo y no arreglan nada. La puerta principal del apartamento esta bloqueada hace años y tenemos que entrar por la cocina. En caso de incendio quedaríamos atrapados", señaló Quintanilla.

Irene Tung, activista de MRBW, entregó un documento del Departamento de Edificios de la Ciudad, en el cual se muestra que el inmueble tiene más de 110 violaciones al Código de Vivienda. "Este es un edificio de renta controlada y el casero se quiere deshacer de ella (Quintanilla) y otros inquilinos que pagan entre 450 y 600 dólares de alquiler para poder poner los apartamentos en el mercado y cobrar más dinero. Una vez que los apartamentos superan los 2,000 dólares de alquiler son automáticamente quitados del programa de renta controlada", agrego Tung.

Meléndez, quien se encontraba plácidamente sentado en la puerta de una bodega en medio de la protesta negó las acusaciones gritando a toda voz: "Embustera. Esa mujer es una embustera. Eso es mentira y nadie le pegó. Ella es la abusadora. Ha desarmado todo el apartamento para hacer este show. No se cómo una organización comunitaria como esta se presta para este tipo de show".

 Uno de los vecinos de Quintanilla quien no quiso revelar su nombre por miedo a represalias dijo que el edificio esta en muy malas condiciones y que el dueño no hace las reparaciones necesarias. "En invierno no hay calefacción ni agua caliente. Sólo hacen las cosas bien cuando saben que viene un inspector o alguien a revisar", dijo el inquilino.

 David J. Hernández, el abogado de Meléndez, dijo ayer no tener conocimiento de la demanda ni del problema que enfrentan sus clientes por presunta agresión y amenazas contra Quintanilla.