En EspaƱol Know Your Rights
Source: Make the Road New York
Subject: Housing & Environmental Justice
Type: Pubs & Reports

Nuestra Ciudad, Nuestras Casas: Plataforma Completo

La crisis de vivienda de Nueva York esta bien documentada ya que estamos  familiarizados con las estadísticas terribles que muestran el alto costo de vivienda y la perdida extrema de vivienda asequible y subsidiado. También esta claro que a pesar del ambicioso plan de New Market Housing Place (NHMP) del actual alcalde, este problema ha  empeorando. A medida que se pierden rápidamente unidades asequibles, la mayoría de las unidades recién construidas son estudios y apartamentos de un dormitorio que son demasiado pequeñas para albergar a familias. Mas y mas los programas de vivienda asequible han disminuido, causando amplias consecuencias negativas para nuestra cuidad y nuestras comunidades. Para los trabajadores de todo Nueva York cada vez es más difícil conseguir una vivienda digna dentro de los limites de la cuidad. Por otra parte, la escalada de los precios de vivienda ha de-estabilizado comunidades ya que inquilinos se encuentran en riesgo de desplazamiento a través del empeoramiento de las condiciones de vivienda o el rápido aumento de los alquileres. El futuro de Nueva York depende de su capacidad para atraer y retener personas que manejan el motor económico de nuestra cuidad. Vivienda de calidad por lo tanto debe ser asequible a las personas y familias de todos los niveles de ingresos. El enfoque en la vivienda decente, segura y económica debe incluir a las comunidades inmigrantes que son una parte integral de nuestro crecimiento económico.

Relacionado al problema de falta de vivienda asequible esta la calidad de vivienda. La agencia de control garantiza que la vivienda en la cuidad de Nueva York se mantenga en condiciones decente y seguras ya que es una parte crucial de nuestra crisis de vivienda. Aplicación inadecuada del código permite a los propietarios de edificios descuidar el mantenimiento de edificios y a veces a su vez eliminando las unidades del mercado como consecuencia de ello. La vivienda asequible en la cuidad de Nueva York se ve comprometida ya que el mercado obliga a los  inquilinos a gastar un porcentaje cada vez mayor de sus ingresos en vivienda. Dada la falta de alternativas de vivienda asequible, inquilinos de bajos ingresos se ven obligados a soportar condiciones inseguras e no saludables debido a la aplicación del código ineficaz. Además, cualquier pérdida de su vivienda debido a la falta de mantenimiento, en la vivienda asequible sobre todo, es muy costosa de reemplazar. Abordando los defectos y las limitaciones del sistema actual de cumplimiento del código es esencial para preservar la calidad  y la asequibilidad de la de las viviendas de Nueva York.

Nueva York es en gran parte una cuidad de inquilinos que hacen la política de vivienda un tema critico. Sin embargo, la crisis de la vivienda es igualmente  importante para los propietarios ya que a raíz de la reciente crisis financiera muchos propietarios de viviendas de Nueva York se han enfrentando a ejecuciones hipotecarias o están debiendo más en sus hipotecas que el valor de sus casas. Esto no solo ha sido devastador para familias que han pedido sus hogares, sino que también ha creado barrios enteros con casas con valores deprimidas  o vacantes. Esta crisis ha afectado desproporcionadamente a las comunidades de color, en algunos casos, acabando con la riqueza acumulada de una generación entera. La resistencia de las instituciones de crédito para trabajar con los propietarios de viviendas en riesgo solo empeora el problema.

La elección en el 2013 del consejo y del alcalde en la cuidad presentara a los neoyorquinos  con la posibilidad de modificar radicalmente las políticas de vivienda de la cuidad y crear un modelo nacional de vivienda asequible y de calidad. La elección de la alcaldía es el más competitivo y más influyente en 12 anos ya que ofrece una oportunidad para llamar la atención sobre la escasez de viviendas asequibles y la actual crisis de casas embargadas y vacantes en nuestros barrios. El 2012-2013 nos da una oportunidad de formar la política de vivienda y la ejecución hipotecaria en Nueva York para los próximos 10 anos. También es el momento de convencer al próximo alcalde y los miembros entrantes al consejo municipal a tomar medidas audaces y progresistas que pueden revolucionar como el poder municipal se utilizan para producir y preservar la vivienda asequible.

Nueva York requiere una visión amplia e innovadora para la vivienda que afronta las cuatro cuestiones claves:

1. Renovar y ampliar el  sistema de aplicación del código de vivienda.

  • Ampliar el programa de Cumplimiento Alternativo (AEP) para que tenga un impacto mayor por todo la cuidad.
  • Renovar el sistema de aplicación del código de vivienda al establecer un consejo administrativo de aplicación de reparación para incrementar el cumplimiento con el código y colección de multas.
  • Expandir y mejorar  la ley local que permitiría HPD a exigir que se corrijan condiciones ocultas.

2. Comprometerse al desarrollo de la política de vivienda asequible  al igual que programas mandatarios de viviendas inclusivas.

  • Comprometerse al desarrollo de política de vivienda asequible permanente que debe incluir a familias con ingresos bajos y moderados al igual que enfocar recursos donde la necesidad es más grande incluyendo los neoyorquinos con los más bajos ingresos  y emparejar las unidades a las necesidades de las comunidades.
  • Comprometerse a colaborar con organizaciones comunitarias sin fines de lucro cuando sea posible para asegurarse  la aportación, beneficio y control de la comunidad.
  • Comprometerse a  programas mandatarios de viviendas inclusivas que obligaría desarrollares a construir vivienda asequible si ellos se beneficiarían de  re-zonificaciones futuras.

3. Mejorar y preservar  la vivienda pública (NYCHA) en la ciudad de Nueva York.

  • Incrementar la imparcialidad del presupuesto mal financiado de NYCHA a través de discontinuar los pagos de $100 millones que NYCHA paga la cuidad por los servicios policiales y de sanidad. Proponemos que se re-direccioné para el mantenimiento y reparos que son tan necesitados.
  • Comprometerse a manejar de mejor manera los recursos de NYCHA como las tierras vacantes al abordar las deficiencias del proceso actual y explorar ingresos alternativos que NO resultaría en apartamentos de lujo en tierras de vivienda pública. Asegurarse que haiga aportación de parte de residentes en acordó con el reglamento sección 18 de HUD.
  • Comprometerse a expandir sobre oportunidades de desarrollo laboral y enteramientos para los residentes de NYCHA, implementar políticas un centro del trabajador  donde se contrataría trabajadores de primera mano.

4. Expandir recursos para los propietarios de vivienda al igual que la prevención de la ejecución hipotecaria.

  • Incrementar fondos para la prevención de la ejecución hipotecaria, consejería  para los compran su primera vivienda, empujar prestamistas para mantener propiedades ejecutadas y utilizarlos como oportunidades  asequibles para poder comparar  una casa al igual que expandir recursos para el programa “first look” para preservar vivienda para multifamilias.
  • Mantener los bancos responsables por actuar como socios responsables en la crisis hipotecaria.